Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Sintomas

Información de la salud de búsqueda   

Dolor de tobillo

Definición

Consiste en cualquier molestia en uno o en ambos tobillos.

Nombres alternativos

Dolor en los tobillos; Esguince de tobillo

Causas

El dolor en el tobillo frecuentemente se debe a un esguince en esta parte:

  • Un esguince es una lesión en los ligamentos que conectan los huesos entre sí.
  • En la mayoría de los casos, el tobillo se tuerce hacia adentro, causando pequeños desgarros en los ligamentos. Este desgarro ocasiona inflamación y hematomas, dificultando así el soporte de peso sobre la articulación.

Además de los esguinces en el tobillo, el dolor allí puede ser causado por:

Los problemas en áreas cerca del tobillo que pueden provocar que usted sienta dolor allí abarcan:

  • Bloqueo de los vasos sanguíneos en la pierna.
  • Dolor o lesiones en el talón.
  • Lesiones a nervios (como el síndrome del túnel carpiano o ciática).

Cuidados en el hogar

Para tratar un esguince de tobillo:

  • Descanse el tobillo durante algunos días y trate de NO poner mucho peso sobre éste.
  • Ponga un vendaje ACE. También puede comprar un dispositivo ortopédico que apoye el tobillo.
  • Utilice muletas o un bastón para ayudar a liberar de peso a un tobillo lesionado o inestable.
  • Mantenga el pie elevado por encima del nivel del corazón. Cuando esté sentado o durmiendo, coloque dos almohadas bajo el tobillo.
  • Aplique hielo en el área afectada inmediatamente y continúe el proceso durante 10 a 15 minutos cada hora durante el primer día y luego cada 3 a 4 horas durante 2 días más.
  • Pruebe con ibuprofeno o paracetamol para el dolor y la hinchazón.

A medida que la hinchazón y el dolor mejoren, usted necesitará quitar el estrés del tobillo hasta por 10 días durante un esguince más leve y de 2 a 5 semanas para un esguince más severo.

La lesión puede demorar desde unas semanas hasta muchos meses para sanar por completo. Una vez que el dolor y la hinchazón hayan desaparecido en su mayor parte, el tobillo lesionado todavía estará un poco más débil y menos estable que el tobillo sano.

Usted deberá empezar los ejercicios para fortalecer el tobillo y evitar una lesión en el futuro. No empiece estos ejercicios hasta que un profesional de la salud le diga que es seguro comenzar.

Para la artritis y otros problemas del tobillo, siga el tratamiento que su médico le recomendó.

Cuándo contactar a un profesional médico

Vaya al hospital o si:

  • Presenta dolor intenso incluso cuando no está soportando peso.
  • Sospecha de una fractura ósea (la articulación parece deforme y no se puede poner ningún peso sobre la pierna).
  • Usted puede escuchar un sonido crujiente y tener dificultad inmediata al usar la articulación.

Llame al médico si:

  • La inflamación no disminuye en cuestión de 2 a 3 días.
  • Tiene síntomas de infección: el área se torna roja, más dolorosa o caliente, o tiene una fiebre por encima de 100° F (38º C).
  • El dolor no desaparece después de varias semanas.
  • Otras articulaciones también están comprometidas.
  • Tiene antecedentes de artritis y está presentando nuevos síntomas.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará un examen físico, incluyendo una revisión detallada de los tobillos, y hará preguntas como las siguientes:

  • ¿Pasa el dolor de una articulación a otra?
  • ¿Es el dolor igual en ambos tobillos?
  • ¿Comenzó el dolor de forma repentina y severa?
  • ¿Comenzó el dolor siendo leve y de progresión lenta y luego empeoró?
  • ¿Mejoró el dolor de forma espontánea en menos de seis semanas?
  • ¿Se siente el tobillo caliente al tacto?
  • ¿Duele el tobillo cuando no se está apoyando sobre éste?
  • ¿Tiene alguna sensación anormal en el pie?

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son, entre otros, los siguientes:

Se pueden prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES), calzado especial o dispositivos ortopédicos. Algunas veces, es necesaria la cirugía.

Prevención

  • Baje de peso en caso de tener sobrepeso, ya que los kilos de más le agregan tensión a los tobillos.
  • Haga calentamiento antes del ejercicio. Estire los músculos y tendones que aseguran el tobillo.
  • Evite los deportes y actividades para los cuales usted no está apropiadamente acondicionado.
  • Compruebe que los zapatos ajusten bien y evite los de tacón alto.
  • Si usted es propenso al dolor del tobillo o a torcerse un tobillo durante la práctica de ciertas actividades, use dispositivos ortopédicos de soporte para el tobillo, como estabilizadores de tobillo con férulas, vendajes ACE o soportes de amarrar en el tobillo.
  • Trabaje el equilibrio y realice ejercicios de agilidad.

Referencias

Koenig MD. Ligament injuries. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section C.

Baer Gs, Keene JS. Tendon injuries of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section D.

Brodsky JW, Bruck N. Stress fractures of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section E.

Hirose CB, Clanton TO, Wood RM. Etiology of injury to the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section J.

Abu-Laban RV, Ho K. Ankle and foot. In: Marx JA, Hockberger Rs, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 55.

Osborne MD. Chronic ankle instability. In: Frontera WR, Silver JK, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 77.

Price Md, Chiodo CP. Foot and ankle pain. In: Firestein GS, Budd RC, Harris ED Jr, et al, eds. Kelley's Textbook of Rheumatology. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 43.


Actualizado: 2/19/2011
Versión en inglés revisada por: Linda Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Dept of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.