Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Enfermedad

Información de la salud de búsqueda   

Cáncer vesical

Definición

Es un cáncer que comienza en la vejiga, la parte del cuerpo en el centro del área baja del abdomen que contiene y libera la orina.

Nombres alternativos

Carcinoma de células transicionales de la vejiga; Cáncer urotelial

Causas

En los Estados Unidos, los cánceres vesicales suelen originarse de las células que recubren la vejiga (llamadas células transicionales).

Estos tumores se clasifican con base en la forma como crecen:

  • Tumores papilares que tienen una apariencia de verruga y están adheridos a un tallo.
  • Tumores no papilares (sésiles) que son planos y mucho menos comunes, pero son más invasivos y tienen un pronóstico peor.

La causa exacta del cáncer de vejiga es incierta. Sin embargo, varias cosas pueden hacerle más propenso a padecerlo:

  • Fumar cigarrillo. El tabaquismo incrementa enormemente el riesgo de desarrollo de cáncer vesical. Hasta la mitad de todos los cánceres vesicales en los hombres y algunos en las mujeres pueden ser causados por el consumo de cigarrillo.
  • Exposición a químicos en el trabajo. Aproximadamente uno de cada cuatro casos de cáncer vesical es causado por la exposición ocupacional a químicos causantes de cáncer, llamados carcinógenos. Las personas que están en mayor riesgo son los pintores, los camioneros y aquellos que trabajan en la industria del cuero, el aluminio y el caucho, al igual que quienes fumigan con insecticidas.
  • Quimioterapia. El fármaco quimioterapéutico ciclofosfamida (Cytoxan) puede incrementar el riesgo de cáncer de vejiga. El médico puede recetar un medicamento para reducir este riesgo.
  • Radioterapia. Las mujeres que han recibido radioterapia para el tratamiento de cáncer de cuello uterino tienen un riesgo mayor de sufrir cáncer de vejiga.
  • Infección vesical. Una irritación o infección vesical prolongada (crónica) puede conducir a un cierto tipo de cáncer de vejiga.

Algunas investigaciones han sugerido un vínculo entre los edulcorantes artificiales y el cáncer de vejiga, pero la evidencia no es contundente.

Síntomas

Los síntomas de cáncer vesical pueden abarcar:

Nota: otras enfermedades y afecciones pueden causar síntomas similares. Es importante ver a un médico para descartar todas las otras posibles causas.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico que incluye un examen rectal y uno pélvico.

Los exámenes que pueden realizarse son:

Si los exámenes confirman que usted tiene cáncer de vejiga, se harán pruebas adicionales para ver si el cáncer se ha diseminado. Esto se denomina estadificación y ayuda a guiar el futuro tratamiento y control. Además, le da a usted alguna idea de lo que puede esperar en el futuro.

El sistema de estadificación TNM (tumor, nódulos, metástasis) se utiliza para clasificar el cáncer de vejiga:

  • TA: El cáncer se encuentra en el revestimiento de la vejiga solamente y no se ha propagado.
  • T1: El cáncer atraviesa el revestimiento vesical, pero no llega hasta el músculo de la vejiga.
  • T2: El cáncer se propaga al músculo de la vejiga.
  • T3: El cáncer se propaga más allá de la vejiga hasta el tejido adiposo que la rodea.
  • T4: El cáncer se ha extendido hasta las estructuras cercanas, como la glándula prostática, el útero, la vagina, el recto, la pared abdominal o la pared pélvica.

Los tumores también se agrupan con base en la forma como aparecen bajo un microscopio. Esto se denomina clasificación del tumor por grado. Un tumor de alto grado es de rápido crecimiento y más propenso a propagarse. El cáncer vesical puede propagarse a áreas cercanas, entre ellas:

  • Los ganglios linfáticos en la pelvis
  • Los huesos
  • El hígado
  • Los pulmones

Tratamiento

El tratamiento depende de la etapa o estadio del cáncer, la gravedad de los síntomas y de su salud general.

Tratamientos para los estadios 0 y I:

  • Cirugía para extirpar el tumor sin extraer el resto de la vejiga.
  • Quimioterapia o inmunoterapia directamente en la vejiga.

Tratamientos para estadios II y III:

  • Cirugía para extirpar toda la vejiga (cistectomía radical) y ganglios linfáticos cercanos.
  • Cirugía para extirpar únicamente parte de la vejiga, seguida de radioterapia y quimioterapia.
  • Quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor.
  • Una combinación de quimioterapia y radioterapia (en pacientes que decidan no practicarse la cirugía o quienes no la puedan tolerar).

La mayoría de los pacientes con tumores en estadio IV no se pueden curar y la cirugía no es apropiada. En estos pacientes, a menudo se considera la posibilidad de la quimioterapia.

QUIMIOTERAPIA

Se puede administrar quimioterapia a pacientes con enfermedad en estadio II y III ya sea antes o después de la cirugía para ayudar a prevenir la reaparición del tumor.

Para la enfermedad temprana (estadios 0 y I ), la quimioterapia por lo general se administra directamente en la vejiga.

Puede emplearse una sonda de Foley para instilar el medicamento en la vejiga. Los efectos secundarios comunes son la irritación de la pared vesical y dolor al orinar. Para estadios más avanzados (II - IV) generalmente la quimioterapia se administra por vía intravenosa (IV).

INMUNOTERAPIA

Los cánceres vesicales a menudo se tratan con inmunoterapia. En este tratamiento, un medicamento activa al sistema inmunológico para que ataque y destruya las células del tumor. La inmunoterapia para el cáncer de vejiga suele realizarse usando el bacilo de Calmette-Guerin (comúnmente conocido como BCG). Algunas veces, se utiliza un medicamento llamado interferón, el cual se administra a través de una sonda de Foley directamente dentro de la vejiga. Si el BCG no funciona, los pacientes pueden recibir interferón.

Como sucede con todos los tratamientos, es posible que se presenten efectos secundarios. Pregúntele al médico qué efectos secundarios se podrían esperar y qué hacer si ocurren.

CIRUGÍA

La cirugía para el cáncer de vejiga incluye:

  • Resección transuretral de la vejiga (RTUV). El tejido vesical canceroso se extirpa a través de la uretra.
  • Extirpación parcial o completa de la vejiga. Muchas personas con cáncer vesical en estadios II o III pueden requerir la extirpación de la vejiga (cistectomía radical). Algunas veces, sólo se extirpa parte de la vejiga. La radioterapia y la quimioterapia generalmente se administran después de la cirugía.

La cirugía también se puede hacer para ayudarle al cuerpo a drenar la orina después de extirpar la vejiga. Esto puede incluir:

  • Un conducto ileal: se crea un pequeño reservorio de orina quirúrgicamente de un segmento pequeño de intestino. Los uréteres que drenan orina de los riñones se adhieren a un extremo del segmento de intestino y el otro extremo se saca a través de una abertura en la piel (un estoma). El estoma permite que el paciente drene la orina recogida fuera del reservorio.
  • Un reservorio urinario continente: se crea una bolsa para recoger orina dentro del cuerpo usando un pedazo del intestino. Usted necesitará introducir una sonda dentro de la abertura en la piel (estoma) y luego dentro de la bolsa para drenar la orina.
  • Neovejiga ortotópica: esta cirugía se está volviendo más común para pacientes que se someten a una cistectomía. Una parte del intestino se pliega para crear una bolsa que recoja orina, la cual va pegada al lugar en el cuerpo por donde la orina normalmente sale desde la vejiga. Este procedimiento le permite a usted mantener algo de control urinario normal.

Expectativas (pronóstico)

Después del tratamiento para el cáncer de vejiga, el médico le hará un seguimiento estricto. Esto puede incluir:

  • Gammagrafías o tomografías computarizadas del hueso para verificar si el cáncer se ha diseminado o ha reaparecido.
  • Vigilancia de los síntomas que podrían sugerir que la enfermedad está empeorando, como fatiga, pérdida de peso, aumento del dolor, disminución de la función intestinal y vesical, y debilidad.
  • Conteo sanguíneo completo (CSC) para vigilar la anemia.
  • Exámenes de la vejiga cada 3 a 6 meses después del tratamiento.
  • Análisis de orina si no le extirparon la vejiga.

La evolución de un paciente con cáncer vesical depende del estadio inicial y de la respuesta al tratamiento del cáncer vesical.

El pronóstico para los cánceres en estadios 0 o I es bastante bueno. Aunque el riesgo de reaparición del cáncer es alto, la mayoría de los cánceres vesicales que retornan se pueden extirpar con cirugía y curarse.

Las tasas de curación para personas con tumores en estadios III son menores al 50%. Los pacientes con cáncer vesical en estadio IV rara vez se curan.

Posibles complicaciones

Los cánceres vesicales pueden propagarse a órganos cercanos. También pueden viajar a través de los ganglios linfáticos pélvicos y diseminarse al hígado, los pulmones y los huesos. Las complicaciones adicionales de este cáncer abarcan:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta sangre en la orina u otros síntomas de cáncer vesical, como:

  • Micción frecuente
  • Micción dolorosa
  • Necesidad urgente de orinar

Prevención

Si es fumador, deje de fumar. El tabaquismo puede incrementar su riesgo de cáncer vesical. Evite igualmente la exposición a químicos vinculados al cáncer de vejiga.

Referencias

Bajorin D. Tumors of the kidney, bladder, ureters, and renal pelvis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia , Pa : Saunders Elsevier; 2011: chap 203.

National Comprehensive Cancer Network. National Comprehensive Cancer Network Clinical Practice Guidelines in Oncology: Bladder Cancer, Including Upper Tract Tumors and Urothelial Carcinoma of the Prostate. 2012.


Actualizado: 3/8/2012
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Scott Miller, MD, Urologist in private practice in Atlanta, Georgia. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.