Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Instrucciones De Alta

Información de la salud de búsqueda   

Donación de sangre antes de la cirugía

Introducción

El cirujano tendrá mucho cuidado durante la cirugía para reducir la cantidad de sangre que usted pierda.

Sin embargo, la sangre puede seguir filtrándose del músculo y las superficies del hueso que se cortaron, incluso después de que la operación haya terminado. Muchos pacientes necesitan una transfusión de sangre después de la cirugía de artroplastia de rodilla. Se trata de un procedimiento seguro y común en el cual usted recibe sangre a través de una vía intravenosa (IV) en uno de los vasos sanguíneos.

Si usted necesita un transfusión sanguínea, hay varias fuentes de sangre:

  • Usted puede recibir sangre donada del público general, después de que se haya cotejado cuidadosamente la compatibilidad con la suya. La sangre que se haya cotejado no debe causar una reacción cuando usted la recibe.
  • Usted puede recibir sangre de un pariente o amigo, si ésta es compatible con la suya. Los parientes y amigos tendrán que donar sangre semanas antes de la cirugía, de manera que la puedan analizar y guardar para usted. Esto se conoce como donación de sangre directa.
  • Pregúntele al médico respecto a la autodonación de sangre. Esto es cuando usted dona su propia sangre semanas antes de la cirugía y se la guardan por si necesita una transfusión.

Sangre del público (donación de sangre de voluntarios)

La fuente más común de sangre que se administra durante o después de una cirugía es de voluntarios en el público general.

Si usted escoge este método de recibir sangre donada, no tendrá ningún costo extra ni exámenes adicionales.

Muchas comunidades tienen un banco de sangre en el cual cualquier persona saludable puede donar su sangre. Esta sangre se analizará para ver si es compatible con la suya.

Usted tal vez haya leído acerca del peligro de resultar infectado con hepatitis, VIH u otros virus después una transfusión sanguínea. Las transfusiones de sangre nunca pueden ser 100% seguras; sin embargo, se piensa que el suministro de sangre actual es ahora más seguro que nunca antes.

Cualquier donante responde una lista detallada de preguntas acerca de su salud y factores de riesgo para infección antes de que se le permita donar.

  • Los donantes contestan preguntas muy directas acerca de los factores de riesgo de infecciones que pueden transmitirse a través de la sangre. Esto abarca prácticas o hábitos sexuales, uso de drogas e historial de viajes actual y pasado.
  • Los bancos de sangre tienen una lista de los donantes que posiblemente no sean seguros.
  • La sangre donada se analiza en busca de muchas infecciones diferentes.

Sangre de donante directo (miembro de la familia o amigo)

Este método implica conseguir un miembro de la familia o amigo para que done sangre antes de la cirugía. Esta sangre luego se separa y se conserva sólo para usted en caso de necesitar una transfusión sanguínea después de la operación.

Sólo pueden ayudar los miembros de la familia o amigos cuya sangre sea compatible con la suya. Usted necesitará donar una unidad de su propia sangre primero. Luego, se analizará la sangre de estos donantes potenciales para ver si su sangre es compatible con la suya.

La mayoría de las veces, usted necesitará hacer los arreglos necesarios con su hospital o banco local de sangre antes de su cirugía para tener sangre de donante directo.

La sangre donada de estas personas se debe recolectar al menos unos días antes de que se necesite. Esta sangre se analiza cuidadosamente en busca de infección.

Es importante destacar que no existe ninguna evidencia de que recibir sangre de los miembros de la familia o los amigos sea más seguro que recibir sangre del público general.

Autodonación de sangre (donación de uno mismo)

Aunque se piensa que la sangre donada por el público general y empleada por la mayoría de las personas es muy segura, algunas personas optan por usar un método llamado autodonación de sangre.

La sangre autóloga es la donada por uno mismo, la cual uno puede recibir después si necesita una transfusión durante o después de la cirugía.

  • Usted puede recibir sangre extraída desde 6 semanas hasta 5 días antes de su cirugía.
  • La sangre se guarda y es buena durante unas semanas a partir del día en que se recolecta.
  • Si su sangre no se utiliza durante o después de la cirugía, se bota.

Si desea donar su propia sangre, debe hacer los arreglos usted mismo. Su hospital puede estar acondicionado para recibir estas donaciones y guardar la sangre; de lo contrario, el banco local de sangre puede ocuparse de este proceso. La mayoría de las veces, tendrá que pagar usted mismo por este proceso.

Problemas que pueden suceder con la autodonación de sangre:

  • Donar esta sangre puede volverlo anémico, o tener hemogramas más bajos, antes de su cirugía. De hecho, incluso es posible que usted necesite recibir un transfusión sanguínea con sangre donada por el público general.
  • En muy pocas ocasiones, un error por parte del hemocentro o del hospital al manejar su sangre puede terminar en que usted reciba la unidad de sangre equivocada, lo que causará una reacción a dicha sangre.

El médico probablemente le solicitará que tome vitaminas y minerales adicionales para ayudarle a su cuerpo a producir nuevas células sanguíneas. Éstos abarcan:

  • Comprimidos de hierro
  • Ácido fólico, 1 mg una vez por día
  • Vitamina C, 250 mg dos veces por día

Usted también puede recibir una inyección para reforzar su conteo sanguíneo antes de la cirugía.

Referencias

Blood and blood products. Rockville, MD. US Food and Drug Administration, US Department of Health and Human Services: 2009. Accessed 6/1/2010 at http://www.fda.gov/BiologicsBloodVaccines/BloodBloodProducts/default.htm.

Boulton FE, James V. British Committee for Standards in Haematology, Transfusion Task Force, Guidelines for policies on alternatives to allogeneic blood transfusion. 1. Predeposit autologous blood donation and transfusion. Transfus Med. 2007 Oct;17(5):354-65.

Goodnough LT, Monk TG. Autologous transfusion, recombinant factor vila, and bloodless medicine. In: Miller RD, Eriksson LI, Fleisher LA, Wiener-Kronish JP, Young WL, eds. Miller's Anesthesia. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 57.


Actualizado: 8/12/2011
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, and Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.