Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Preparación de un adolescente para un examen o procedimiento

Definición

La preparación apropiada para un examen o procedimiento puede reducir la ansiedad de un adolescente, estimular su cooperación y ayudarlo a desarrollar habilidades para enfrentar la situación.

Nombres alternativos

Preparación de un adolescente para un procedimiento o examen; Preparar a un adolescente para un examen/procedimiento; Preparar a un adolescente para un examen o procedimiento médico

Información

Hay muchas formas de ayudar a un adolescente a prepararse para un procedimiento o examen médico.

Primero, dé una explicación e información detallada acerca de las razones del procedimiento. Además, permita que el adolescente participe en la toma de la mayor cantidad de decisiones posibles.

PREPARACIÓN ANTES DEL PROCEDIMIENTO:

Explique el procedimiento con la terminología médica correcta y coméntele al adolescente la razón por la que se va a realizar el examen (solicítenle al médico que le dé la explicación si no están seguros). El hecho de comprender la necesidad del procedimiento puede reducir su ansiedad.

Describa lo que sentirá durante el examen lo mejor que se pueda. Permita que el adolescente practique diferentes posiciones o movimientos que se van a requerir para ese examen en particular, como la posición fetal para una punción lumbar.

Sea honesto respecto a la molestia que se va a sentir, pero sin extenderse en el tema. Puede ayudar el hecho de hacer énfasis en los beneficios del procedimiento y que tendrá más información cuando salgan los resultados. Hable de cosas que el adolescente pueda encontrar agradables después del examen, como el hecho de sentirse mejor o irse a casa. Las recompensas, como ir de compras o al cine, pueden ser útiles si el adolescente es capaz de disfrutarlas.

Hasta donde sea posible, coméntele a su adolescente cómo funciona el equipo en términos sencillos. Si el procedimiento tiene lugar en un sitio que no es familiar, puede servir el hecho de dar una vuelta con el adolescente por las instalaciones con anticipación.

Sugiera formas para que el adolescente permanezca calmado:

  • Contar
  • Crear un ambiente con un nivel bajo de estimulación sensorial
  • Soplar burbujas
  • Respirar profundamente
  • Fantasías guiadas
  • Videojuegos manuales
  • Apretar la mano de un padre (o de otra persona) calmado durante el procedimiento
  • Relajación (tener pensamientos agradables)
  • Otras distracciones

Cuando sea posible, deje que el adolescente tome algunas decisiones, como la hora del día o la fecha en la cual realizar el procedimiento, ya que cuanto más control tenga la persona sobre un procedimiento, más probable será que se presente menos dolor y se produzca menos ansiedad.

Permita que el adolescente participe en tareas sencillas. Estimule la participación durante el procedimiento, como sostener un instrumento, si se permite.

Hable acerca de los riesgos potenciales. Los adolescentes comúnmente tienen muchas preocupaciones acerca de los riesgos, especialmente respecto a los efectos en la apariencia, el funcionamiento mental y la sexualidad. Aborde estos miedos de manera abierta y honesta en lo posible. Suministre información acerca de cambios en la apariencia física u otros posibles efectos secundarios que puedan resultar del examen.

A los adolescentes mayores les pueden servir los videos que muestren a adolescentes de su misma edad explicando y sometiéndose al procedimiento. Pregúntele al médico si hay disponibilidad de tales películas para que el niño las vea. Al niño también le puede servir el hecho de hablar de sus inquietudes con compañeros que hayan manejado exitosamente situaciones estresantes similares. Pregúntele al médico si conoce adolescentes interesados en asesoría de compañeros o si pueden recomendar un grupo de apoyo local.

DURANTE EL PROCEDIMIENTO:

Si el procedimiento se lleva a cabo en el hospital o en el consultorio del médico, pregunte si puede permanecer con el adolescente. Sin embargo, si él no desea que usted esté allí, es mejor darle el gusto. Respetando la creciente necesidad del niño por privacidad e independencia, no permita que los compañeros o hermanos vean el procedimiento, a menos que el adolescente solicite que ellos estén presentes.

Evite mostrar ansiedad, ya que esto sólo hará que el adolescente se sienta más perturbado y ansioso. Las investigaciones han sugerido que los niños son más cooperantes si sus padres han tomado medidas (como acupuntura para reducir la ansiedad) con el fin de disminuir su propia ansiedad.

Otras consideraciones:

  • Solicítele al médico la posibilidad de limitar el número de extraños que ingresan y salen del cuarto durante el procedimiento, ya que esto puede aumentar la ansiedad.
  • Solicite que el médico que haya pasado más tiempo con el adolescente sea quien lleve a cabo el procedimiento, de ser posible.
  • El adolescente puede tener dificultad con una nueva figura de autoridad que entra en la situación. Esta complicación se puede reducir si alguien que él conoce realiza el examen; de otra manera, el adolescente podrá mostrar algo de resistencia. Prepare al adolescente con anticipación acerca de la posibilidad de que alguien extraño realice el procedimiento.
  • Solicite el uso de anestesia, cuando sea apropiado, para reducir cualquier molestia para el niño.
  • Déle seguridad al niño de que sus reacciones son normales.

Referencias

Khan KA, Weisman SJ. Nonpharmacologic pain management strategies in the pediatric emergency department. Clin Ped Emerg Med. 2007;8(4):240-247.

LeRoy S, Elixson EM, O'Brien P, et al. Recommendations for preparing children and adolescents for invasive cardiac procedures: a statement from the American Heart Association Pediatric Nursing Subcommittee of the Council on Cardiovascular Nursing in collaboration with the Council on Cardiovascular Diseases of the Young. Circulation. 2003;108(20):2550-2564.

Yip P, Middleton P, Cyna AM, Carlyle AV. Non-pharmacological interventions for assisting the induction of anaesthesia in children. Department of Paediatric Anaesthesia, Starship Children's Hospital, Auckland, New Zealand. Cochrane Database Syst Rev. 2009 Jul 8:(3):CD006447.


Actualizado: 5/12/2012
Versión en inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical Staff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.