Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Cirugia

Información de la salud de búsqueda   

Discectomía

Definición

Es una cirugía para extirpar toda o parte de una almohadilla que ayuda a proteger la columna vertebral. Estas almohadillas, llamadas discos, separan los huesos de la columna (vértebras).

Nombres alternativos

Microdiscectomía de la columna; Microdescompresión; Laminotomía; Extirpación de disco; Cirugía de la columna: discectomía

Descripción

Un cirujano puede llevar a cabo la extirpación del disco (discectomía) de maneras diferentes.

  • Microdiscectomía: Cuando a usted le practican una microdiscectomía, el cirujano no necesita realizar mucha cirugía en los huesos, las articulaciones, los ligamentos o los músculos de su columna vertebral.
  • La discectomia en la parte inferior de la espalda (columna lumbar) puede ser parte de una cirugía más grande que también incluya una laminectomía, una foraminotomía o una artrodesis vertebral.
  • La discectomía en el cuello (columna cervical) se hace con mayor frecuencia junto con una laminectomía, una foraminotomía o una artrodesis vertebral.

La microdiscectomía se hace en un hospital o en centro quirúrgico ambulatorio, con anestesia raquídea o general (con la persona dormida y sin dolor).

  • El cirujano hace una pequeña (1 a 1.5 pulgadas) incisión (corte) en la espalda y aparta los músculos de la espalda lejos de la columna vertebral. El médico usa un microscopio especial para ver el disco o discos y los nervios del problema durante la cirugía.
  • El cirujano encuentra la raíz del nervio y la aparta; luego, extirpa el tejido y los fragmentos del disco lesionado. El cirujano coloca de nuevo los músculos de la espalda en su lugar y cierra la herida con suturas o grapas.
  • La cirugía tarda de 1 a 2 horas aproximadamente.

La discectomía y la laminotomía se hacen en el hospital, usando anestesia espinal o anestesia general (con la persona dormida y sin dolor).

  • El cirujano hace un corte más grande en la espalda por encima de la columna vertebral y se desplazan los músculos y tejidos para exponer esta última.
  • Se corta y se separa una pequeña parte del hueso laminar (parte de las vértebras que rodea la columna vertebral y los nervios). La abertura puede ser tan grande como el ligamento que corre a lo largo de la columna vertebral. El cirujano hace un pequeño agujero en el disco que está causando los síntomas y extrae material de su interior. También se pueden extirpar otros fragmentos del disco.

Por qué se realiza el procedimiento

Cuando uno de los discos presenta una hernia (se sale de su lugar), el suave gel en su interior presiona a través de la pared del disco. El disco luego puede ejercer presión sobre la médula espinal y los nervios que están saliendo de la columna vertebral.

Muchos de los síntomas causados por una hernia discal mejoran o desaparecen con el tiempo sin cirugía. La mayoría de las personas con lumbago o dolor de cuello, entumecimiento o incluso debilidad leve con frecuencia se tratan primero sin medicamentos antinflamatorios, fisioterapia y ejercicio. Sólo unas pocas personas con una hernia discal necesitan cirugía.

El médico puede recomendar una discectomía si usted tiene una hernia discal y:

  • Dolor o entumecimiento en la pierna que es muy intenso o no está desapareciendo, dificultando la realización de las tareas diarias.
  • Debilidad intensa en los músculos de la parte inferior de la pierna o las nalgas.
  • Dolor que se propaga a las nalgas o las piernas.

Si usted está teniendo problemas intestinales o vesicales, o el dolor es tan intenso que los analgésicos fuertes no ayudan, probablemente le practicarán la cirugía de inmediato.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos de esta cirugía son:

  • Daño a los nervios que salen de la columna, ocasionando debilidad o dolor que no desaparece.
  • El dolor de espalda no mejora o reaparece de nuevo posteriormente.
  • Dolor después de la cirugía si no se retiran todos los fragmentos de disco.
  • Puede haber escape de líquido cefalorraquídeo.
  • El disco puede deslizarse de nuevo.

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o a la enfermera qué fármacos está tomando, incluso medicamentos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Prepare su casa para cuando salga del hospital después de la cirugía.
  • Si usted es un fumador, necesita dejar el hábito. Su recuperación será más lenta y posiblemente no tan buena si continúa fumando. Pídale ayuda al médico.
  • Dos semanas antes de la cirugía, el médico o la enfermera le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Ellos abarcan ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (como Aleve y Naprosyn) y otros fármacos como estos.
  • Si tiene diabetes, cardiopatía u otras afecciones médicas, el cirujano le pedirá que acuda a un médico regular.
  • Coméntele al médico si usted ha estado bebiendo mucho alcohol.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Siempre hágale saber al médico si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad que usted pueda tener.
  • Posiblemente usted quiera a un fisioterapeuta con el fin de aprender algunos ejercicios para hacer antes de la cirugía y para practicar el uso de las muletas.

En el día de la cirugía:

  • Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • Traiga su bastón, caminador o silla de ruedas si ya tiene una. Lleve también zapatos con suelas planas y antideslizantes.
  • El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

El médico o la enfermera le pedirán levantarse y dar una vuelta tan pronto como el efecto de la anestesia desaparezca. La mayoría de las personas se van para la casa el mismo día de cirugía. NO conduzca usted mismo hasta la casa.

Pronóstico

La mayoría de las personas presentan alivio del dolor y pueden moverse mejor después de la cirugía. El entumecimiento y el hormigueo deben mejorar o desaparecer. El dolor, el entumecimiento o la debilidad pueden no mejorar o desaparecer si usted tenía daño neurológico antes de la cirugía o si tiene síntomas causados por otras afecciones de la columna.

Se pueden dar cambios adicionales en la columna con el tiempo y presentarse nuevos síntomas.

Hable con el médico sobre cómo prevenir problemas futuros de la espalda.

Referencias

Chou R, Loeser JD, Owens DK, Rosenquist RW, et al; American Pain Society Low Back Pain Guideline Panel. Interventional therapies, surgery, and interdisciplinary rehabilitation for low back pain: an evidence-based clinical practice guideline from the American Pain Society. Spine. 2009;34(10):1066-77.

Chou R, Qaseem A, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: a joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147(7):478-491.

Gregory DS, Seto CK, Wortley GC, Shugart CM. Acute lumbar disk pain: navigating evaluation and treatment choices. Am Fam Physician. 2008;78(7):835-842.

Williams KD, Park AL. Lower back pain and disorders of intervertebral discs. In: Canale ST, Beatty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 39.

Jegede KA, Ndu A, Grauer JN. Contemporary management of symptomatic lumbar disc herniations. Orthop Clin North Am. 2010 Apr;41(2):217-24.


Actualizado: 6/7/2012
Versión en inglés revisada por: Dennis Ogiela, MD, Orthopedic Surgeon, Danbury Hospital, Danbury, CT. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.