Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Cirugia

Información de la salud de búsqueda   

Trasplante de hígado

Definición

Es la cirugía que se realiza para reemplazar un hígado enfermo por un hígado sano.

Nombres alternativos

Trasplante hepático; Trasplante del hígado

Descripción

Un hígado donado puede ser de:

  • Un donante que haya muerto recientemente y que no haya tenido lesión hepática. Este tipo de donante se llama donante cadavérico.
  • Algunas veces, una persona sana donará parte de su hígado a un paciente. Por ejemplo, uno de los padres puede donarle a un hijo. Este tipo de donante se conoce como donante vivo. El hígado puede regenerarse por sí solo. Ambas personas generalmente terminarán con su hígado funcionando bien después de un trasplante exitoso.

El hígado donado se transporta en una solución salina refrigerada, que lo conserva hasta por 8 horas. Entonces, se pueden hacer las pruebas necesarias para determinar la compatibilidad entre el donante y el receptor.

El nuevo hígado se extirpa del donante a través de una incisión quirúrgica hecha en la parte superior del abdomen. El hígado donado se le coloca al paciente que lo necesita (llamado receptor) y se conecta a los vasos sanguíneos y a las vías biliares. La operación puede durar hasta 12 horas. El receptor a menudo necesitará una gran cantidad de sangre a través de una transfusión.

Indicaciones

Un hígado sano lleva a cabo más de 400 trabajos cada día, entre ellos:

  • Producir la bilis que es importante en la digestión.
  • Producir proteínas que ayudan con la coagulación de la sangre.
  • Eliminar o cambiar bacterias, medicamentos y toxinas en la sangre.
  • Almacenar azúcares, grasas, hierro, cobre y vitaminas.

La razón más común para un trasplante de hígado en niños es la atresia biliar.

La razón más común para un trasplante de hígado en adultos es la cirrosis. La cirrosis es la cicatrización del hígado que impide que éste trabaje bien y puede empeorar a insuficiencia hepática. Las causas más comunes de cirrosis son:

Otras enfermedades que pueden causar cirrosis e insuficiencia hepática abarcan:

La cirugía de trasplante de hígado a menudo no se recomienda para pacientes que tengan:

  • Ciertas infecciones, como tuberculosis u osteomielitis
  • Dificultad para tomar medicamentos varias veces cada día por el resto de sus vidas
  • Cardiopatía, neumopatía o hepatopatía (u otras enfermedades potencialmente mortales)
  • Antecedentes de cáncer
  • Infecciones, como hepatitis, que se considera que están activas
  • Tabaquismo, alcoholismo o drogadicción u otros hábitos de estilo de vida peligrosos

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a los medicamentos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Hemorragia
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular
  • Infección

La cirugía de trasplante de hígado y el tratamiento después de la cirugía acarrean grandes riesgos. Hay un mayor riesgo de infección debido a que usted tiene que tomar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario para prevenir el rechazo al órgano trasplantado. Los signos de infección abarcan:

  • Diarrea
  • Secreción
  • Fiebre
  • Ictericia
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Sensibilidad

Antes del procedimiento

El médico lo remitirá a un centro de trasplantes. El equipo médico verificará que usted sea un buen candidato para un trasplante de hígado. Usted tendrá unas cuantas consultas durante varias semanas o meses y necesitará que le saquen sangre y le tomen radiografías.

Si usted es quien va a recibir el nuevo hígado, le harán los siguientes exámenes antes del procedimiento:

  • Histotipado y determinación del grupo sanguíneo para verificar que su cuerpo no vaya a rechazar el hígado donado.
  • Exámenes de sangre o pruebas cutáneas para verificar si hay infección.
  • Exámenes del corazón como un ECG, ecocardiografía o cateterismo cardíaco.
  • Exámenes para buscar cáncer incipiente.
  • Exámenes para observar su hígado, vesícula biliar, páncreas, intestino delgado y vasos sanguíneos alrededor del hígado.
  • Colonoscopia, dependiendo de la edad. 

Usted también querrá evaluar uno o más centros de trasplantes para ver cuál es el mejor:

  • Pregunte en el centro cuántos trasplantes llevan a cabo cada año y cuáles son sus tasas de supervivencia. Compare estos números con los de otros centros de trasplantes.
  • Pregunte qué grupos de apoyo tienen disponibles y cuánta ayuda ofrecen con la gestión de viáticos y alojamiento.

Si el equipo que realiza el trasplante piensa que usted es un buen candidato para un trasplante de hígado, lo pondrán en una lista de espera nacional.

  • Su lugar en la lista de espera se basa en muchos factores. Los factores claves abarcan el tipo de problemas hepáticos que usted tenga, qué tan severa es su enfermedad y la probabilidad de que un trasplante vaya a tener éxito.
  • La cantidad de tiempo que usted pasa en una lista de espera por lo regular no es un factor que determine la prontitud con la cual le conseguirán un hígado, con la posible excepción de los niños.

Mientras esté esperando un hígado, siga estos pasos:

  • Siga cualquier dieta que su equipo de trasplantes le recomiende.
  • No beba alcohol.
  • No fume.
  • Mantenga su peso en el rango apropiado. Siga el programa de ejercicios que su médico le recomiende.
  • Tome todos los medicamentos que le receten. Infórmele al equipo que realiza el trasplante sobre cambios en sus medicamentos y cualquier tipo de problemas de salud nuevos o que estén empeorando.
  • Asista a control regular con su médico y el equipo que realiza el trasplante en cualquier cita que se haya programado.
  • Verifique que el equipo que realiza el trasplante tenga sus números de teléfono correctos, de manera que le puedan avisar inmediatamente si hay un hígado disponible. Asegúrese de que, sin importar adónde vaya, lo puedan contactar de manera rápida y fácil.
  • Tenga todo listo con anticipación para ir al hospital.

Después del procedimiento

Si usted recibió un hígado donado, probablemente necesitará permanecer en el hospital durante una semana o más. Después de eso, necesitará controles minuciosos por parte de un médico por el resto de la vida. Le harán exámenes de sangre regulares después del trasplante.

El período de la recuperación es de aproximadamente 6 a 12 meses. El equipo que realizó el trasplante le puede solicitar que permanezca cerca del hospital durante los primeros tres meses. Usted necesitará hacerse chequeos médicos regulares, con exámenes de sangre y radiografías durante muchos años.

Convalecencia

Las personas que reciben un trasplante de hígado pueden rechazar el nuevo órgano. Esto significa que su sistema inmunitario ve el nuevo hígado como una sustancia extraña y trata de destruirlo.

Para evitar el rechazo, casi todos los receptores de trasplantes deben tomar medicamentos que inhiban su respuesta inmunitaria por el resto de sus vidas. Esto se denomina terapia inmunodepresora. Aunque el tratamiento ayuda a prevenir el rechazo al órgano, también pone a las personas en un mayor riesgo de infección y cáncer.

Si usted toma el medicamento inmunodepresor, necesita que le hagan pruebas de detección regulares para cáncer. Los medicamentos también pueden causar hipertensión arterial y colesterol alto e incrementar los riesgos de padecer diabetes.

Un trasplante exitoso requiere el control cuidadoso con el médico. Usted siempre debe tomar el medicamento de acuerdo con las instrucciones.

Referencias

Keefe EB. Hepatic failure and liver transplantation. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 157.

Martin P, Rosen HR. Liver transplantation. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2010:chap 95.


Actualizado: 5/1/2012
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.