Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Cirugia

Información de la salud de búsqueda   

Reemplazo de la articulación de la cadera

Definición

Es una cirugía para reemplazar toda o parte de la articulación coxofemoral por una articulación artificial, la cual se denomina prótesis.

Nombres alternativos

Artroplastia de cadera; Reemplazo total de cadera; Hemiartroplastia de cadera

Descripción

La articulación de la cadera se compone de dos partes principales. Una o ambas partes se pueden reemplazar durante la cirugía:

  • La cavidad de la cadera (una parte del hueso de la pelvis llamada acetábulo)
  • El extremo superior del fémur (llamado cabeza femoral)

La nueva cadera que sustituya a la cadera vieja se compone de las siguientes partes:

  • Una copa, normalmente hecha de metal fuerte.
  • Un inserto, el cual encaja dentro de la copa o acetábulo, por lo regular, es de plástico, pero algunos cirujanos ahora están ensayando con otros materiales como cerámica y metal. El inserto le permite a la cadera moverse fácilmente.
  • Una esfera de metal o cerámica que reemplazará la cabeza redonda (superior) del fémur.
  • Un vástago de metal que va adherido al fémur para darle más estabilidad a la articulación.

Usted no sentirá ningún dolor durante la cirugía, ya que tendrá uno de dos tipos de anestesia:

  • Anestesia general. Esto significa que estará dormido y sin dolor.
  • Anestesia regional (anestesia raquídea o epidural). El medicamento se inyecta en la espalda para insensibilizarlo de la cintura para abajo. También recibirá un medicamento para inducirle el sueño. Igualmente, puede recibir un medicamento que le hará olvidar el procedimiento, aunque usted no estará completamente dormido.

Después de que usted reciba la anestesia, el cirujano hará una incisión quirúrgica para abrir la articulación de la cadera. Con frecuencia, esta incisión se hace sobre las nalgas. Luego, el cirujano:

  • Cortará y extirpará la cabeza del fémur.
  • Limpiará el acetábulo de la cadera y retirará el cartílago remanente y el hueso artrítico o dañado.
  • Pondrá el nuevo acetábulo de la cadera en su lugar y luego introducirá el vástago de metal dentro del fémur.
  • Colocará la bola o cabeza del tamaño correcto para la nueva articulación.
  • Asegurará todas las nuevas partes en su lugar, algunas veces con un cemento especial.
  • Reparará los músculos y tendones alrededor de la nueva articulación.
  • Cerrará la incisión quirúrgica.

Esta cirugía por lo regular demora de 1 a 3 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La razón más común para realizar una artroplastia de cadera es brindar alivio cuando una artritis grave causa un dolor tan intenso que limita sus actividades.

La artroplastia de cadera por lo regular se hace en personas de 60 años o más, pero muchas personas que se someten a esta cirugía son más jóvenes. Las personas más jóvenes a quienes se les hace un reemplazo de cadera pueden poner tensión extra sobre la cadera artificial. Dicha tensión puede provocar que la articulación se desgaste, y parte o toda ella posiblemente necesite un nuevo reemplazo si eso sucede.

El médico puede recomendar una artroplastia de cadera para estos problemas:

  • Usted no puede dormir por la noche debido al dolor en la cadera.
  • Su dolor de cadera no ha mejorado con otros tratamientos.
  • El dolor de cadera lo limita o le impide realizar actividades normales, como bañarse, preparar alimentos, realizar las labores del hogar y caminar.

Otras razones para reemplazar la articulación coxofemoral son:

  • Fracturas en el fémur. Los adultos mayores a menudo tienen artroplastias de cadera por esta razón.
  • Tumores de la articulación coxofemoral.

Ver también: Decidirse por una artroplastia de cadera o de rodilla.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Para mayores detalles acerca de la artroplastia, ver también: riesgos de la artroplastia de cadera y de rodilla.

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante las dos semanas antes de la cirugía:

  • Prepare su casa.
  • Le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Ellos abarcan ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn) y otros fármacos.
  • También es posible que necesite dejar de tomar medicamentos que pueden hacerlo más propenso a contraer una infección. Esto incluye el metotrexato, Enbrel y otros medicamentos que inhiben su sistema inmunitario.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si tiene diabetes, cardiopatía u otras afecciones médicas, el cirujano le pedirá que acuda a un médico que trate estas enfermedades.
  • Coméntele al médico si usted ha estado bebiendo mucho alcohol, más de 1 o 2 tragos al día.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería. El hecho de fumar puede retardar la consolidación de huesos y cicatrización de heridas.
  • Siempre hágale saber al médico si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad que usted pueda tener antes de la cirugía.
  • Posiblemente usted quiera acudir a un fisioterapeuta con el fin de aprender algunos ejercicios para hacer antes de la cirugía y para practicar el uso de las muletas o un caminador.
  • Prepare su casa para facilitar las tareas diarias.

Practique el uso correcto de un bastón, un caminador, muletas o una silla de ruedas para:

  • Entrar y salir de la ducha
  • Subir y bajar escaleras
  • Sentarse para usar el baño y ponerse de pie luego
  • Utilizar la silla en la ducha

En el día de la cirugía:

  • Se le solicitará no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.

Ver también: la noche antes de su cirugía ortopédica

El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Ver también: donación de sangre antes de la cirugía

Después del procedimiento

Usted permanecerá en el hospital durante 2 a 3 días. Durante ese tiempo se irá recuperando de la anestesia y de la cirugía misma. Se le pedirá que empiece a moverse y caminar desde el primer día después de la cirugía.

Algunas personas necesitan una estadía breve en un centro de rehabilitación después de salir del hospital y antes de ir a casa. En un centro de rehabilitación, usted aprenderá cómo realizar sus actividades diarias por sí solo sin peligro. También hay servicios médicos domiciliarios disponibles.

Para mayor información, ver también:

Pronóstico

Los resultados de la artroplastia de cadera por lo regular son excelentes y la mayor parte o todo el dolor y la rigidez deben desaparecer.

Algunas personas pueden tener problemas con infección, aflojamiento o incluso dislocación de la nueva articulación de la cadera.

Con el tiempo, algunas veces hasta 15 a 20 años, la articulación artificial de la cadera se aflojará y se puede necesitar un segundo reemplazo.

Las personas más jóvenes y más activas pueden desgastar partes de su nueva cadera y tal vez sea necesario reemplazarlas antes de que la cadera artificial se afloje.

Referencias

Eikelboom JW, Karthikeyan G, Fagel N, Hirsh J. American Association of Orthopaedic Surgeons and American College of Chest Physicians guidelines for venous thromboembolism prevention in hip and knee arthroplasty differ: what are the implications for clinicians and patients? Chest. 2009;135:513-520.

Harkess JW. Arthroplasty of the hip. In: Canale ST, Beatty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 7.

Jones CA. Total joint arthroplasties: current concepts of patient outcomes after surgery. Rheum Dis Clin North Am. 2007;33(1):71-86.

St Clair SF. Hip and knee arthroplasty in the geriatric population. Clin Geriatr Med. 2006;22(3): 515-533.

Schmalzried TP. Metal-metal bearing surfaces in hip arthroplasty. Orthopedics. 2009;32.

Lindstrom D, Sadr Azodi O, Wladis A, et al. Effects of a perioperative smoking cessation intervention on postoperative complications: a randomized trial. Ann Surg. 2008;248:739-745.


Actualizado: 6/22/2012
Versión en inglés revisada por: A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, and David R. Eltz. Previously reviewed by C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Dept of Orthopaedic Surgery (9/22/2011).
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.