Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Cirugia

Información de la salud de búsqueda   

Cirugía antirreflujo

Definición

Es una cirugía para corregir un problema con los músculos que se encuentran en la parte de abajo del esófago (el conducto que va desde la boca hasta el estómago). Los problemas con este músculo permiten que se presente enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Con esta cirugía, también se puede reparar una hernia hiatal.

Nombres alternativos

Fundoplicatura; Fundoplicatura de Nissen; Fundoplicatura de Balsey (Mark IV), Fundoplicatura de Toupet; Fundoplicatura de Thal; Reparación de hernia de hiato; Fundoplicatura endoluminal

Descripción

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una afección que hace que los alimentos y el ácido gástrico se devuelvan hacia arriba desde el estómago hacia el esófago, lo cual se denomina reflujo gastroesofágico. Esto puede causar acidez gástrica y otros síntomas molestos. El reflujo ocurre si los músculos donde el esófago se encuentra con el estómago no se cierran completamente.

Una hernia de hiato ocurre cuando la abertura natural en el diafragma desde el esófago es demasiado grande. El diafragma es el músculo y capa de tejido entre el tórax y el abdomen. El estómago puede protruir a través de este agujero hacia el pecho. Esta protrusión se denomina hernia de hiato y puede empeorar los síntomas de ERGE.

Un procedimiento llamado fundoplicatura es el tipo más común de cirugía antirreflujo. Durante esta intervención, el cirujano:

  • Primero reparará la hernia de hiato con suturas y cerrará herméticamente la abertura en el diafragma para impedir que el estómago protruya a través de ésta.
  • Algunos cirujanos utilizan un pedazo de malla en el área reparada para asegurarla más.
  • El cirujano usará luego suturas para envolver la parte superior del estómago alrededor del extremo del esófago. Esto crea presión al final del esófago y ayuda a impedir que el ácido gástrico y el alimento fluyan de nuevo hacia arriba.

La cirugía se hace mientras usted está bajo anestesia general (dormido y sin dolor) y por lo general tarda de 2 a 3 horas.

Las formas como el médico puede hacer esta cirugía son:

  • Reparación abierta: el cirujano hará un corte quirúrgico en el área abdominal (vientre). Algunas veces, el cirujano pondrá una sonda desde el estómago a través de la pared abdominal para mantener el estómago en su lugar. Esta sonda se retirará cuando usted ya no la necesite.
  • Reparación laparoscópica: el cirujano hará de 3 a 5 incisiones pequeñas en el abdomen e introducirá un laparoscopio (un tubo delgado y hueco con una cámara diminuta en el extremo) a través de una de estas incisiones y otras herramientas a través de las otras incisiones. El laparoscopio se conecta a un monitor de video en el quirófano que le permite al cirujano ver dentro del abdomen y realizar la reparación. El cirujano posiblemente necesite cambiar a un procedimiento abierto si hay sangrado, mucho tejido cicatricial de cirugías anteriores o el paciente tiene mucho sobrepeso.

La fundoplicatura endoluminal es un nuevo procedimiento que se hace para prevenir el reflujo. Se usa una cámara especial sobre una herramienta flexible llamada endoscopio, que se pasa a través de la boca hasta el esófago.

El médico pondrá grapas pequeñas en el interior, donde el esófago se encuentra con el estómago. Estas grapas ayudan a impedir que el alimento o el ácido gástrico se devuelvan.

Por qué se realiza el procedimiento

El médico puede sugerir la cirugía cuando:

  • Usted tiene síntomas de acidez gástrica que mejora cuando utiliza medicamentos, pero usted no quiere seguir tomando estos medicamentos. Los síntomas de acidez gástrica son ardor en el estómago que también se puede sentir en la garganta o el pecho, eructos o burbujas de gas, o tiene problemas para tragar alimentos o líquidos.
  • Parte del estómago se está pegando al pecho o está retorciéndose alrededor de sí mismo, lo cual se denomina hernia paraesofágica.
  • Usted tiene la enfermedad por reflujo y otro problema conexo serio. Algunos de estos problemas son estenosis (un estrechamiento del esófago), úlceras y sangrado en el esófago.
  • Usted tiene enfermedad por reflujo y neumonía por aspiración (una infección pulmonar causada por inhalar contenidos del estómago hacia los pulmones), una tos crónica o ronquera.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Los riesgos de esta cirugía son:

  • Complicaciones respiratorias, como atelectasia pulmonar, que también es poco frecuente.
  • Daño al estómago, al esófago, al hígado o al intestino delgado, pero es poco frecuente.
  • Distensión por gases, lo cual causa dificultad para eructar o vomitar y lleva a una sensación de llenura después de las comidas. Estos síntomas mejoran lentamente para la mayoría de las personas.
  • Dolor y dificultad al tragar para algunas personas, lo cual se denomina disfagia. En la mayoría de las personas, esto desaparece en los primeros tres meses después de la cirugía.
  • Reaparición de la hernia de hiato.

Antes del procedimiento

El médico puede solicitarle que se haga estos exámenes:

  • Exámenes de sangre (conteo sanguíneo completo, electrolitos o pruebas hepáticas).
  • Manometría esofágica (para medir los gases) o monitoreo del pH (para ver cuánto ácido gástrico hay en el esófago).
  • Endoscopia de vías digestivas altas. Casi todas las personas que se someten a este procedimiento ya se han hecho este examen. Si usted no lo ha hecho, lo necesitará.
  • Radiografías del esófago.

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Si pudiera estar en embarazo.
  • Si está tomando cualquier fármaco, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante la semana antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco o suplementos que dificulten la coagulación de la sangre, desde algunos días hasta una semana antes de la cirugía.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • No beba ni coma nada después de medianoche la noche anterior a la operación.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • Tome una ducha la noche anterior o en la mañana de la cirugía.
  • El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Los pacientes sometidos a cirugía laparoscópica generalmente pasan de 1 a 3 días en el hospital y los que se realizan una cirugía abierta pueden pasar de 2 a 6 días hospitalizados después del procedimiento.

La mayoría de los pacientes regresa a trabajar de 2 a 3 semanas después de la cirugía laparoscópica y de 4 a 6 semanas después de la cirugía abierta.

Ver también: alta tras cirugía antirreflujo

Pronóstico

La reparación quirúrgica antirreflujo es una operación segura. La acidez gástrica y otros síntomas deben mejorar después de la cirugía, pero todavía puede ser necesario tomar fármacos para la acidez gástrica después de la operación.

Algunas personas necesitarán otra cirugía en el futuro para tratar nuevos síntomas de reflujo o problemas para tragar. Esto puede suceder si el estómago se envolvió demasiado apretado alrededor del esófago, la envoltura se afloja o se produce una nueva hernia de hiato.

Referencias

Brant K, Oelschlager BK, Eubanks TR, Pellegrini CA. Hiatal hernia and gastroesophageal reflux disease. In: Sabiston Textbook of Surgery, 18th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders; 2007:chap 42.

Falk GW, Katzka DA. Diseases of the esophagus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 140.

Kahrilas PJ, Shaheen NJ, Vaezi MF, Hiltz SW, Black E, Modlin IM. American Gastroenterological Association medical position statement on the management of gastroesophageal reflux disease. Gastroenterology. 2008;135:1383-1391.

Wilson JF. In the clinic: gastroesophageal reflux disease. Ann Intern Med. 2008;149(3):ITC2-1-ITC2-15.


Actualizado: 8/17/2011
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Ann Rogers, MD, Associate Professor of Surgery; Director, Penn State Surgical Weight Loss Program, Penn State Milton S. Hershey Medical Center. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.