Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Veneno

Información de la salud de búsqueda   

Intoxicación con hidróxido de sodio

Definición

El hidróxido de sodio es un químico muy fuerte que también se conoce como lejía y soda cáustica. Este artículo aborda la intoxicación por el contacto, inhalación o ingestión de este químico.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. De ocurrir, debe llamar de emergencia local (tal como 911) o al Centro de Control de Envenenamiento nacional, al 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Intoxicación con lejía; Intoxicación con soda cáustica

Elemento tóxico

Hidróxido de sodio

Dónde se encuentra

El hidróxido de sodio se encuentra en muchos disolventes y limpiadores industriales, incluyendo productos para quitar revestimientos de pisos, limpiadores de ladrillos, cementos y muchos otros.

También se puede encontrar en algunos productos de uso doméstico, como:

  • Productos para acuarios
  • Tabletas de Clinitest
  • Limpiadores de drenajes
  • Alisadores del cabello
  • Brillametales
  • Limpiadores de hornos

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

  • Vías respiratorias y pulmones
    • dificultad respiratoria (por la inhalación)
    • inflamación del pulmón
    • estornudo
    • inflamación en la garganta (que también puede causar dificultad respiratoria)
  • Ojos, oídos, nariz y garganta
    • fuerte dolor en la garganta
    • fuerte dolor o ardor en la nariz, los ojos, los oídos, los labios o la lengua
    • pérdida de la visión
  • Esófago, intestinos y estómago
    • sangre en las heces
    • quemaduras en el esófago y el estómago
    • diarrea
    • dolor abdominal fuerte
    • vómitos, posiblemente con sangre
  • Cardiovasculares
    • colapso
    • presión arterial baja que se desarrolla rápidamente
    • cambio severo en el pH (demasiado o poco ácido en la sangre)
  • Cutáneos
    • quemaduras
    • irritación
    • necrosis (orificios) en la piel o tejidos subyacentes

Tratamiento en el hogar

Se debe buscar asistencia médica inmediata y NO provocar el vómito, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Si el químico está en la piel o los ojos, se debe enjuagar con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si el químico fue ingerido, se le debe suministrar inmediatamente a la persona un vaso leche o de agua, a menos que el médico haya dado otras instrucciones. NO se recomienda suministrar leche o agua si el paciente presenta síntomas que dificultan la deglución tales como vómito, convulsiones o disminución de la lucidez mental.

Si la persona inhaló el tóxico, se debe llevar de inmediato a tomar aire fresco.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Se debe determinar la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto, con sus ingredientes y concentración, si se conocen
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Control de Envenenamientos o número de emergencia local

Se puede llamar al número 1-800-222-1222 del National Poison Control Center desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá a la persona hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Se recomienda llamar si se tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; se puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, se recomienda llevar consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El médico mide y vigila los signos vitales del paciente, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratan en la forma apropiada. El tratamiento depende de la forma como haya ocurrido la intoxicación.

  • En caso de ingestión del tóxico, el paciente puede recibir:
    • endoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar la magnitud de las quemaduras en el esófago y en el estómago
    • administración de líquidos por vía intravenosa
  • En caso de inhalación del tóxico, el paciente puede recibir:
    • tubo de respiración
    • broncoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en las vías respiratorias y los pulmones
    • oxígeno
  • En caso de exposición cutánea, el paciente puede recibir:
    • irrigación (lavado de la piel), quizá con intervalos de pocas horas por varios días
    • desbridamiento cutáneo (remoción quirúrgica de la piel quemada)

Expectativas (pronóstico)

La evolución del paciente depende de la rapidez con que se haya diluido y neutralizado el tóxico. Es posible que se presente daño extenso a la boca, la garganta, los ojos, los pulmones, el esófago, la nariz y el estómago.

El pronóstico final depende de la magnitud de este daño, el cual continúa en el esófago y estómago por varias semanas después de la ingestión del tóxico. La muerte puede sobrevenir hasta un mes después.

Referencias

Agency for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR). Managing Hazardous Materials Incidents. Volume III – Medical Management Guidelines for Acute Chemical Exposures: Sodium Hydroxide. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service; 2002.

Harchelroad FP Jr, Rottinghaus DM. Chemical burns. In: Tintinalli JE, Kelen GD, Stapczynski JS, Ma OJ, Cline DM, eds. Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 6th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2004:chap 200.


Actualizado: 12/15/2011
Versión en inglés revisada por: Eric Perez, MD, St. Luke's / Roosevelt Hospital Center, NY, NY, and Pegasus Emergency Group (Meadowlands and Hunterdon Medical Centers), NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.