Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Nutricion

Información de la salud de búsqueda   

Fórmulas para lactantes

Definición

Son productos alimenticios diseñados para suplir las necesidades nutricionales de los bebés menores de un año de edad. Estos productos son, entre otros, leches artificiales en polvo, líquidos concentrados y alimentos ya preparados.

Ver también:

Nombres alternativos

Alimentación con biberón; Alimentación con fórmula (leche maternizada o artificial)

Fuentes alimenticias

Existe una gran variedad de fórmulas (leche maternizada o artificial) disponibles para niños menores de 1 año que no están tomando leche materna. Dichas leches varían en nutrientes, número de calorías, sabor, capacidad para ser digerida y costo.

Las pautas para las fórmulas y la alimentación normal de los bebés a base de leche materna humana están disponibles en la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

TIPOS ESPECÍFICOS DE FÓRMULAS (LECHES MATERNIZADAS)

Fórmulas a base de leche común:

  • Casi todos bebés toleran bien estas fórmulas. Los melindres y cólicos son problemas comunes. La mayoría de las veces, las fórmulas a base de leche de vaca no son la causa de estos síntomas y los padres no necesitan cambiar a una fórmula diferente.
  • Estas fórmulas están hechas con la proteína de leche de vaca que ha sido modificada para que sea más parecida a la leche materna. La lactosa y los minerales de la leche de la vaca, al igual que los aceites vegetales, minerales y vitaminas también están en la fórmula.

Fórmulas a base soya:

  • Éstas se elaboran usando proteínas de la soya y no contienen lactosa. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda las fórmulas de soya para los padres que no quieren que su hijo consuma proteína animal y para los bebés con galactosemia o deficiencia congénita de lactasa.
  • No se ha demostrado que las fórmulas a base de soya ayuden con las alergias a la leche o los cólicos. Los bebés que son alérgicos a la leche de vaca también pueden ser alérgicos a la leche de soya.

Fórmulas hipoalergénicas (de hidrolizado de proteína)

  • Este tipo de fórmula puede ser útil para bebés que tengan verdaderas alergias a la proteína de la leche y para aquéllos con salpullidos o sibilancias causadas por alergias.
  • Las fórmulas hipoalergénicas generalmente son mucho más costosas que las comunes.

Fórmulas deslactosadas:

  • Éstas se utilizan para galactosemia, deficiencia congénita de lactasa y la deficiencia primaria de lactasa. La deficiencia de lactasa con mayor frecuencia empieza después de que un niño cumple el primer año de vida. La afección se diagnostica usando exámenes especiales.
  • Un niño que tenga una enfermedad con diarrea por lo regular no necesitará fórmula deslactosada.

Fórmulas especiales que sólo deben usarse bajo la vigilancia de un médico:

  • Las fórmulas para el reflujo se espesan previamente con almidón de arroz y, por lo regular, se necesitan sólo para los bebés con reflujo que no están aumentando de peso o que están muy incómodos.
  • Las fórmulas para bebés prematuros y de bajo peso al nacer tienen calorías y minerales adicionales para satisfacer las necesidades de estos lactantes.
  • Se pueden usar fórmulas especiales para bebés con cardiopatía, síndromes de absorción deficiente y problemas para digerir la grasa o procesar ciertos aminoácidos.

Fórmulas más nuevas sin un papel claro:

  • Las fórmulas para niños pequeños se ofrecen como nutrición agregada para estos niños que son comensales exigentes. Hasta la fecha, no han demostrado que sean mejores que la leche entera y las multivitaminas. También son costosas.

La mayoría de las fórmulas pueden comprarse en las siguientes formas:

  • Lista para el consumo: no necesita prepararse con agua.
  • Fórmulas en polvo: deben mezclarse con agua, pero son la forma menos costosa.
  • Fórmulas líquidas concentradas: también es necesario mezclarlas con agua.

Recomendaciones

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los bebés sean alimentados con fórmula fortificada con hierro o leche materna durante al menos 12 meses.

Las fórmulas estándar contienen 20 Kcal/onza y 0.45 gramos de proteína/onza. Las fórmulas a base de leche de vaca son apropiadas para la mayoría de los bebés a término y prematuros.

Los bebés que toman suficiente fórmula y están aumentando de peso por lo regular no necesitan vitaminas ni minerales adicionales. El médico o la enfermera le pueden recetar fluoruro extra si la fórmula la están preparando con agua que no ha sido fluorada.

La fórmula para bebés se puede usar hasta que un niño cumpla un año de edad. La Academia Estadounidense de Pediatría no recomienda la leche de vaca para niños menores de un año. Después del año, el niño debe recibir sólo leche entera, no desnatada ni baja en grasa.

PREPARAR, LIMPIAR, ALMACENAR Y ALIMENTAR CON FÓRMULA

Limpie los biberones y tetinas con jabón y luego hiérvalos en una cacerola cubierta durante 10 minutos. Se deben enfriar mientras aún estén cubiertos.

Los padres pueden preparar suficiente fórmula que les dure hasta 24 horas.

  • Prepare la fórmula de acuerdo con las instrucciones. No la diluya ni la prepare más concentrada de lo recomendado, ya que esto puede provocar que su hijo tenga dolor, no crezca bien o, en raras ocasiones, que presente problemas más graves. No le agregue azúcar a la fórmula.
  • Guarde las latas de fórmula en polvo en un lugar fresco y seco y con una tapa plástica encima. Lávese siempre las manos y lave la parte superior del recipiente antes de manipularlo.
  • Una vez hecho esto, guarde la fórmula en el refrigerador en botellas individuales o en una jarra con tapa hermética. Durante el primer mes, su bebé puede necesitar por lo menos ocho biberones de fórmula al día.

Alimentación:

  • Caliente la fórmula lentamente poniéndola en agua caliente. NO hierva el agua y NO use un microondas. Pruebe siempre la temperatura de la fórmula en usted misma antes de alimentar a su bebé.
  • Sostenga a su hijo cerca de usted y establezca contacto visual. Sostenga el biberón de manera que la tetina y el cuello del biberón estén siempre llenos con fórmula, lo cual ayudará a evitar que su hijo trague aire.
  • Bote la fórmula sobrante después de cada alimentación. No la guarde ni la use de nuevo.

Referencias

O'Connor NR. Infant formula. Am Fam Physician. 2009;79:565-570.

Labiner-Wolfe J, Fein SB, Shealy KR. Infant formula - handling education and safety. Pediatrics. 2008;122 Suppl 2:S85-S90.

Heird WC. The feeding of infants and children. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2011: chap 42.


Actualizado: 8/2/2011
Versión en inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical Staff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital; and Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.