Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Enfermedad

Información de la salud de búsqueda   

Prolapso uterino

Definición

Es la caída o deslizamiento de la matriz (útero) desde su posición normal hacia el área vaginal.

Nombres alternativos

Hernia del piso pélvico; Relajación pélvica (prolapso uterino); Prolapso del útero

Causas

Músculos, ligamentos y otras estructuras sostienen el útero en la pelvis. Si estos músculos y estructuras están débiles, el útero cae hacia la vía del parto, lo cual se denomina prolapso.

Esta afección es más común en mujeres que hayan tenido uno o más partos vaginales.

Otros factores que pueden causar o llevar al prolapso uterino abarcan:

  • El envejecimiento normal
  • La falta de estrógenos después de la menopausia
  • Cualquier factor que ejerza presión sobre los músculos pélvicos, como la tos crónica y la obesidad
  • Tumor pélvico (infrecuente)

El estreñimiento prolongado y el pujo asociado con éste pueden empeorar esta afección.

Síntomas

  • Sensación de estar sentada en una bola pequeña
  • Relación sexual difícil o dolorosa
  • Micción frecuente o necesidad urgente y repentina de vaciar la vejiga
  • Lumbago
  • Protrusión del útero y el cuello uterino a través de la abertura vaginal
  • Infecciones vesicales repetitivas
  • Sensación de pesadez o tracción en la pelvis
  • Sangrado vaginal
  • Aumento del flujo vaginal

Muchos de los síntomas empeoran al pararse o sentarse por períodos prolongados.

Pruebas y exámenes

Se hace un examen pélvico mientras usted está haciendo contracción, como si estuviera tratando de expulsar un bebé. Esto le muestra al médico cuánto ha bajado el útero.

  • El prolapso uterino es leve cuando el cuello uterino baja hasta la parte inferior de la vagina.
  • El prolapso uterino es moderado cuando el cuello uterino baja por fuera de la abertura vaginal.

El examen pélvico puede mostrar que la vejiga, la pared anterior de la vagina (cistocele) o el recto y la pared posterior de la vagina (rectocele) están ingresando a la vagina. La uretra y la vejiga también pueden estar más abajo en la pelvis de lo normal.

Tratamiento

El tratamiento no es necesario, a menos que los síntomas le causen molestia. La mayoría de las mujeres buscan tratamiento cuando el útero baja hasta la abertura de la vagina.

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Se recomienda bajar de peso en mujeres con prolapso uterino que sean obesas.

Se debe evitar hacer esfuerzos y levantar objetos pesados, dado que esto puede empeorar los síntomas.

La tos también puede empeorar los síntomas. Si tiene una tos crónica, pregúntele al médico cómo prevenirla o tratarla. Si es fumador, trate de dejar de fumar. El tabaquismo puede causar tos crónica.

PESARIO VAGINAL

El médico le puede recomendar colocarse un dispositivo de caucho o plástico en forma de rosca, llamado pesario, dentro de la vagina. Este dispositivo sostiene el útero en su lugar y puede ser temporal o permanente. Los pesarios vaginales se ajustan para cada mujer en forma individualizada. Algunos son similares a un diafragma empleado para el control natal.

Los pesarios deben limpiarse de vez en cuando, algunas veces por el médico o el personal de enfermería. A muchas mujeres se les puede enseñar cómo insertar, limpiar y retirar el pesario por sí mismas.

Los efectos secundarios de los pesarios abarcan:

  • Flujo maloliente de la vagina
  • Irritación del revestimiento de la vagina
  • Úlceras en la vagina
  • Problemas con la relación sexual normal y la penetración

CIRUGÍA

La cirugía no debe realizarse hasta que los síntomas del prolapso sean peores que los riesgos de someterse a la operación. El tipo específico de cirugía depende de:

  • El grado del prolapso
  • El deseo de embarazos futuros
  • Otras afecciones médicas
  • El deseo de la mujer de preservar la función vaginal
  • La edad y el estado de salud general de la mujer

Existen algunos procedimientos quirúrgicos que se pueden llevar a cabo sin extirpar el útero, como la fijación sacroespinosa. Este procedimiento implica el uso de los ligamentos cercanos para sostener el útero. Hay otros procedimientos disponibles.

A menudo, se utiliza una histerectomía vaginal para corregir el prolapso uterino. Cualquier descuelgue de las paredes vaginales, la uretra, la vejiga o el recto también se puede corregir quirúrgicamente al mismo tiempo.

Pronóstico

La mayoría de las mujeres con prolapso uterino leve no tienen síntomas molestos y no necesitan tratamiento.

Los pesarios vaginales pueden ser efectivos para muchas mujeres con prolapso uterino.

La cirugía por lo general brinda resultados excelentes, sin embargo, algunas mujeres pueden requerir un nuevo tratamiento en el futuro.

Posibles complicaciones

Se puede presentar infección y ulceración del cuello uterino y las paredes vaginales en casos graves de prolapso uterino.

Es posible que se presenten infecciones urinarias y otros síntomas urinarios debido al cistocele. Asimismo, se puede presentar estreñimiento y hemorroides debido a un rectocele.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de prolapso uterino.

Prevención

El tensionamiento de los músculos del piso pélvico usando los ejercicios de Kegel ayuda a fortalecer los músculos y a reducir el riesgo de prolapso uterino.

La estrogenoterapia, ya sea vaginal u oral, en mujeres posmenopáusicas puede ayudar a mantener el tono muscular en el área vaginal.

La pérdida de peso y el hecho de evitar levantar cosas pesadas pueden disminuir el riesgo de prolapso uterino.

Referencias

Lentz GM. Anatomic defects of the abdominal wall and pelvic floor: abdominal and inguinal hernias, cystocele, urethrocele, enterocele, rectocele, uterine and vaginal prolapse, and rectal incontinence: diagnosis and management. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier;2007:chap 20.

Atnip SD. Pessary use and management for pelvic organ prolapse. Obstet Gynecol Clin North Am. 2009 Sep;36(3):541-63.

Young SB. Vaginal surgery for pelvic organ prolapse. Obstet Gynecol Clin North Am. 2009 Sep;36(3):565-84.

McDermott CD, Hale DS. Abdominal, laparoscopic, and robotic surgery for pelvic organ prolapse. Obstet Gynecol Clin North Am. 2009 Sep;36(3):585-614.


Actualizado: 9/12/2011
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.