Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Enfermedad

Información de la salud de búsqueda   

Poliomielitis

Definición

Es una enfermedad viral que puede afectar los nervios y llevar a parálisis total o parcial.

Nombres alternativos

Polio; Parálisis infantil; Síndrome pospoliomielítico (secuelas tardías de la poliomielitis)

Causas

La poliomielitis es una enfermedad causada por la infección con el poliovirus. El virus se propaga por:

  • Contacto directo de persona a persona
  • Contacto con moco o flema infectados de la nariz o de la boca
  • Contacto con heces infectadas

El virus entra a través de la boca y la nariz, se multiplica en la garganta y en el tubo digestivo para luego ser absorbido y diseminarse a través de la sangre y el sistema linfático. El tiempo que pasa desde el momento de resultar infectado con el virus hasta el desarrollo de los síntomas de la enfermedad (incubación) oscila entre 5 y 35 días (un promedio de 7 a 14 días).

Los riesgos son, entre otros:

  • Falta de vacunación contra la poliomielitis
  • Viajar a un área en donde se haya presentado un brote de polio

En las áreas donde hay un brote, las personas con mayor vulnerabilidad para contraer la enfermedad abarcan los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos. Esta enfermedad es más común en el verano y el otoño.

Entre 1840 y 1950, la poliomielitis fue una epidemia mundial, pero desde que se desarrollaron las vacunas contra la polio, la incidencia de esta enfermedad se ha reducido enormemente. La polio ha sido erradicada en muchos países y ha habido muy pocos casos de la enfermedad en el hemisferio occidental desde finales de los años 70. A los niños en los Estados Unidos ahora se les aplica una vacuna de rutina contra esta enfermedad.

Los brotes todavía ocurren en países desarrollados, generalmente en grupos de personas que no han sido vacunadas. La polio con frecuencia se presenta después de que alguien viaja a una región donde la enfermedad es común. Como resultado de la campaña de vacunación masiva y global durante los últimos 20 años, la polio se presenta sólo en unos cuantos países en África y Asia.

Síntomas

Hay tres patrones básicos de infección por polio: infección subclínica, no paralítica y paralítica. Aproximadamente el 95% son infecciones subclínicas que pueden no tener síntomas.

SÍNTOMAS DE INFECCIÓN SUBCLÍNICA

Las personas con la infección de polio subclínica podrían no presentar síntomas o sus síntomas podrían durar 72 horas o menos.

La poliomielitis clínica afecta al sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) y se divide en las formas no paralítica y paralítica. Se puede presentar después de la recuperación de una infección subclínica.

POLIOMIELITIS NO PARALÍTICA

  • Dolor de espalda o lumbago
  • Diarrea
  • Cansancio excesivo, fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Dolor en las piernas (músculos de la pantorrilla)
  • Fiebre moderada
  • Rigidez muscular
  • Sensibilidad muscular y espasmos en cualquier área del cuerpo
  • Dolor y rigidez en el cuello
  • Dolor en la parte anterior del cuello
  • Dolor o rigidez en la espalda, brazos, piernas y abdomen
  • Erupción o lesión en la piel acompañada de dolor
  • Vómitos

Los síntomas generalmente duran de 1 a 2 semanas.

POLIOMIELITIS PARALÍTICA

  • Fiebre de 5 a 7 días antes que otros síntomas
  • Sensaciones anormales (pero sin pérdida de la sensibilidad) en un área
  • Distensión abdominal
  • Dificultad para respirar
  • Estreñimiento
  • Dificultad para comenzar a orinar
  • Babeo
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad o poco control del temperamento
  • Espasmos o contracciones musculares, particularmente en la pantorrilla, el cuello o la espalda
  • Dolor muscular
  • Debilidad muscular asimétrica (sólo en un lado o empeora en un lado)
    • que aparece rápidamente
    • la localización depende de la parte en que la médula espinal esté afectada
    • que empeora a parálisis
  • Sensibilidad al tacto; un toque leve puede ser doloroso
  • Rigidez de nuca y espalda
  • Dificultad para deglutir

Pruebas y exámenes

El médico puede encontrar:

  • Reflejos anormales
  • Rigidez de la espalda
  • Dificultad para levantar la cabeza o las piernas cuando se esta acostado boca arriba
  • Rigidez de cuello
  • Dificultad para doblar el cuello

Los exámenes abarcan:

  • Cultivos de gargarismos, heces o líquido cefalorraquídeo ( LCR)
  • Análisis de LCR de rutina
  • Examen para niveles de anticuerpos frente al virus de la polio

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas mientras la infección sigue su curso.

Las personas con casos graves pueden necesitar medidas de salvamento, particularmente ayuda con la respiración.

Los síntomas se tratan con base en su gravedad. El tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos para las infecciones urinarias
  • Medicamentos (como el betanecol) para la retención urinaria
  • Calor húmedo (paños calientes, toallas calientes) para reducir el dolor y los espasmos musculares
  • Analgésicos para reducir el dolor de cabeza, el dolor muscular y los espasmos (en general, no se suministran narcóticos porque aumentan el riesgo de dificultad respiratoria)
  • Fisioterapia, dispositivos ortopédicos o zapatos correctivos, o cirugía ortopédica para ayudar a recuperar la fuerza y funcionalidad muscular

Pronóstico

El pronóstico depende de la forma de la enfermedad (subclínica, no paralítica o paralítica) y de la parte del cuerpo afectada. Si la médula espinal y el cerebro no están comprometidos, como ocurre en más del 90% de los casos, es probable una recuperación completa.

El compromiso del cerebro y de la médula espinal es una emergencia médica que puede provocar parálisis o la muerte (generalmente por dificultades respiratorias).

La discapacidad es más común que la muerte. La infección en la parte alta de la médula espinal o en el cerebro incrementa el riesgo de problemas respiratorios.

Posibles complicaciones

El síndrome pospoliomielítico es una complicación que se desarrolla en algunos pacientes, por lo regular 30 o más años después de su infección inicial. Los músculos que previamente estaban debilitados pueden debilitarse más. La debilidad también puede desarrollarse en músculos que no estaban afectados.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Alguien cercano a usted ha desarrollado poliomielitis y usted no ha sido vacunado
  • Presenta síntomas de poliomielitis
  • La vacuna contra la polio de su hijo no está al día

Prevención

La vacuna contra la polio previene de manera efectiva la poliomielitis en la mayoría de las personas (la efectividad es superior al 90%).

Referencias

Modlin JF. Poliovirus. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 171.

Silver JK. Post-poliomyelitis syndrome. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo Jr TD, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008: chap 137.


Actualizado: 8/24/2011
Versión en inglés revisada por: Linda Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School, Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.