Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Enfermedad

Información de la salud de búsqueda   

Tendinitis aquílea

Definición

Es cuando el tendón de Aquiles resulta inflamado, hinchado y duele a nivel del talón.

El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla al talón y se utiliza para caminar, correr y saltar.

Nombres alternativos

Tendinitis del talón

Causas, incidencia y factores de riesgo

Hay dos músculos grandes en la pantorrilla: los gemelos (gastrocnemio) y el sóleo. Estos músculos generan la fuerza necesaria para empujar el pie o pararse en los dedos de los pies. El gran tendón de Aquiles conecta estos músculos al talón.

Dichos músculos son importantes para caminar. El tendón se puede inflamar, con mayor frecuencia como resultado de sobrecarga o artritis. La inflamación también puede presentarse a causa de lesión e infección.

La tendinitis debida a la sobrecarga es más común en personas jóvenes y puede ocurrir en caminantes, corredores u otros atletas. Deportes como el básquetbol, que implican saltar, ejercen mucha tensión sobre el tendón de Aquiles. Los saltos repetitivos pueden llevar a la tendinitis aquílea.

La tendinitis aquílea puede ocurrir más probablemente:

  • Después de un aumento súbito en la cantidad o intensidad de una actividad
  • Cuando los músculos de la pantorrilla están muy tensos (no están estirados)

La tendinitis a raíz de la artritis es más común en personas de mediana edad y ancianos. Un crecimiento o espolón óseo se puede formar en la parte posterior del talón, lo cual puede irritar el tendón de Aquiles y causar dolor e hinchazón.

Síntomas

Los síntomas incluyen dolor en el talón y a lo largo del tendón al caminar o al correr. El área puede sentirse dolorosa y rígida en la mañana.

El tendón puede doler al tacto o al moverlo y la piel que lo cubre puede estar hinchada y caliente. Usted puede tener dificultad para pararse en un dedo del pie.

Signos y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y buscará sensibilidad a lo largo del tendón y dolor en el área de éste, cuando uno se para en los dedos de los pies.

Las radiografías pueden ayudar a diagnosticar la artritis.

Se puede realizar una resonancia magnética si el médico está pensando en una cirugía o le preocupa el desgarro del tendón de Aquiles.

Tratamiento

Los principales tratamientos para la tendinitis aquílea no involucran cirugía. Es importante recordar que pueden pasar al menos de 2 a 3 meses para que el dolor desaparezca.

Ensaye aplicando hielo en el tendón de Aquiles durante 15 a 20 minutos, dos a tres veces por día. Retire el hielo si el área se entumece.

Los cambios en la actividad pueden ayudar a manejar los síntomas:

  • Disminuya o suspenda cualquier actividad que cause dolor.
  • Corra o camine sobre superficies más lisas o más suaves.
  • Cambie a montar en bicicleta, nadar u otras actividades que causen menos tensión sobre el tendón de Aquiles.
  • El médico o el fisioterapeuta pueden mostrarle ejercicios de estiramiento para el tendón de Aquiles.

Ellos también pueden sugerir los siguientes cambios en el calzado:

  • Un dispositivo ortopédico o botas para mantener el talón y el tendón inmóviles y permitir que la hinchazón disminuya
  • Cuñas para levantar los talones puestas en el zapato bajo el talón
  • Zapatos que sean más suaves en las áreas por encima y por debajo de la almohadilla del talón

Los antinflamatorios no esteroides (AINES), tales como ácido acetilsalicílico (aspirin) e ibuprofeno, pueden ayudar con el dolor o la hinchazón. Hable con su médico.

Si estos tratamientos no mejoran los síntomas, se puede necesitar cirugía para extirpar el tejido inflamado y las áreas anormales del tendón. La cirugía también puede usarse para extirpar el espolón óseo que esté irritando el tendón.

La terapia extracorpórea por ondas de choque (ESWT, por sus siglas en inglés) puede ser una alternativa a la cirugía para las personas que no han respondido a otros tratamientos. Este tratamiento usa ondas sonoras en dosis bajas.

Expectativas (pronóstico)

Los cambios en el estilo de vida generalmente ayudan a mejorar los síntomas. Sin embargo, dichos síntomas pueden reaparecer si no se limitan las actividades que ocasionan el dolor o si no se mantiene la flexibilidad y la fortaleza del tendón.

La cirugía, de ser necesaria, ha mostrado mucha efectividad para mejorar el dolor.

Complicaciones

La tendinitis aquílea puede hacer que uno tenga mayor probabilidad de sufrir una ruptura del tendón de Aquiles. Esta afección generalmente causa un dolor agudo, como si alguien lo golpeara a uno en la parte posterior del talón con un garrote. La reparación quirúrgica es necesaria, pero difícil debido a que el tendón no está normal.

Situaciones que requieren asistencia médica

Si tiene dolor en el talón alrededor del tendón de Aquiles que empeora con la actividad, consulte con el médico para una evaluación y posible tratamiento de la tendinitis.

Prevención

La prevención es muy importante en esta enfermedad. La conservación de la fortaleza y la flexibilidad en los músculos de la pantorrilla ayudará a reducir el riesgo de tendinitis. El uso excesivo de un tendón de Aquiles débil o tenso lo hace a uno más propenso a desarrollar tendinitis.

Referencias

Gollwitzer H, Diehl P, von Korff A, Rahlfs VW, Gerdesmeyer L. Extracorporeal shock wave therapy for chronic painful heel syndrome: a prospective, double blind, randomized trial assessing the efficacy of a new electromagnetic shock wave device. J Foot Ankle Surg. 2007;46:348-357.

Baer GS, Keene JS. Tendon injuries of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr., Miller MD, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2009:section D.


Actualizado: 10/31/2010
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.