Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Enfermedad

Información de la salud de búsqueda   

Síndrome de shock tóxico

Definición

Es una enfermedad grave que implica fiebre, shock y problemas con el funcionamiento de algunos órganos corporales.

Nombres alternativos

Síndrome del shock tóxico por estafilococos

Causas, incidencia y factores de riesgo

El síndrome de shock tóxico es causado por una toxina producida por ciertos tipos de las bacterias estafilococos. Un síndrome similar, llamado síndrome tóxico similar al shock (TSLS, por sus siglas en inglés), puede ser causado por las bacterias estreptococos.

Aunque los primeros casos del síndrome de shock tóxico descritos comprometían principalmente a mujeres que estaban utilizando tampones durante sus períodos (menstruación), hoy en día menos de la mitad de los casos actuales están asociados con ese hábito. Este síndrome también puede ocurrir con infecciones cutáneas, quemaduras y después de cirugía. La enfermedad también puede afectar a niños, mujeres posmenopáusicas y hombres.

Los factores de riesgo abarcan:

  • Parto
  • Infección por Staphylococcus aureus (S. aureus), comúnmente llamada infección estafilocócica
  • Cuerpos extraños o tapones (como los que se utilizan para detener el sangrado nasal)
  • Menstruación
  • Cirugía
  • Uso de tampón vaginal, particularmente si se deja por mucho tiempo
  • Uso de anticonceptivos de barrera, como un diafragma o la esponja vaginal
  • Infección de una herida después de cirugía

Síntomas

  • Confusión
  • Diarrea
  • Malestar profundo (indisposición)
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre alta y acompañada en algunas ocasiones por escalofríos
  • Hipotensión
  • Dolores musculares
  • Náuseas y vómitos
  • Insuficiencia en órganos (generalmente los riñones y el hígado)
  • Enrojecimiento de ojos, boca y garganta
  • Crisis epilépticas o convulsiones
  • Erupción roja y generalizada que se asemeja a una quemadura solar: la descamación de la piel ocurre una o dos semanas después de la erupción, especialmente en las palmas de las manos o plantas de los pies

Signos y exámenes

No existe un examen particular de diagnóstico para el síndrome de shock tóxico.

El diagnóstico se basa en varios criterios: fiebre, presión arterial baja, erupción descamativa después de 1 a 2 semanas y problemas con el funcionamiento de al menos tres órganos.

En algunos casos, los hemocultivos pueden ser positivos para la proliferación de S. aureus.

Tratamiento

Se extraerá cualquier material extraño, como tampones, esponjas vaginales o tapones nasales. Asimismo, se drenarán los sitios de infección (como heridas quirúrgicas).

El objetivo del tratamiento es mantener las funciones corporales importantes, lo cual puede comprender:

  • Antibióticos para cualquier infección (se pueden administrar por vía intravenosa)
  • Diálisis (si se presentan problemas renales graves)
  • Líquidos intravenosos
  • Métodos para controlar la presión arterial
  • La gammaglobulina intravenosa puede ayudar en casos graves

Expectativas (pronóstico)

El síndrome del shock tóxico puede ser mortal hasta en el 50% de los casos y puede reaparecer en aquellas personas que sobreviven.

Complicaciones

Situaciones que requieren asistencia médica

El síndrome del shock tóxico es una emergencia médica. Busque atención médica inmediata si presenta una erupción, fiebre y se siente enferma, en particular durante la menstruación y el uso de tampones, o si usted ha tenido una cirugía reciente.

Prevención

El síndrome del shock tóxico menstrual se puede prevenir evitando el uso de tampones altamente absorbentes. Usted puede disminuir el riesgo cambiando los tampones con más frecuencia y utilizando tampones sólo de vez en cuando (no regularmente) durante la menstruación.

Referencias

Ferguson AJ. Gram-positive toxic shock syndromes. Lancet Infect Dis. 2009 May;9(5):281-90.

Que Y, Moreillon Ph. Staphylococcus aureus (including staphylococcal toxic shock). In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 195.


Actualizado: 9/11/2010
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.