Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Self-Care Instructions

Información de la salud de búsqueda   

La hipoacusia y la música

Nombres alternativos

Hipoacusia inducida por el ruido y la música; Hipoacusia sensorial por la música

Descripción

Los adultos y niños comúnmente están expuestos a escuchar música a alto volumen. Entre los audífonos conectados a los iPods o a los reproductores de MP3 y los conciertos musicales, la música a alto volumen puede causar hipoacusia.

La parte interna del oído contiene células pilosas diminutas (terminaciones nerviosas).

  • Las células pilosas transforman el sonido en señales eléctricas.
  • Los nervios llevan estas señales al cerebro, el cual reconoce el sonido.
  • Estas diminutas células pilosas se dañan fácilmente por los sonidos fuertes.

El oído humano es como cualquier otra parte del cuerpo: si se usa demasiado, puede dañarse.

Con el tiempo, la exposición repetitiva a ruidos y música a alto volumen puede causar hipoacusia (pérdida de la audición).

Decibeles del sonido e hipoacusia

El decibel es una unidad para medir el nivel de sonido.

  • El sonido más suave que se puede escuchar es 0 dB.
  • Hablar normalmente va de 40 a 60 dB.
  • Un concierto de rock está entre 110 y 120 dB y puede ser hasta de 140 dB frente a los parlantes.
  • Los audífonos tienen 110 dB.

El riesgo de daños a la audición al escuchar música depende de:

  • Qué tan fuerte esté la música
  • Qué tan cerca esté usted de los parlantes
  • Por cuánto tiempo y con qué frecuencia está usted expuesto a escuchar música a alto volumen
  • El uso de audífonos
  • Antecedentes familiares de hipoacusia

Los trabajos o actividades que aumentan la posibilidad de sufrir hipoacusia por la música son:

  • Ser músico, miembro del personal de sonido o ingeniero de grabación
  • Trabajar en un club nocturno
  • Asistir a conciertos
  • Usar dispositivos de música portátiles con audífonos

Los niños que tocan en bandas escolares pueden estar expuestos a sonidos de altos decibeles, dependiendo de qué instrumentos tengan a su alrededor.

Cuando se está en un concierto

Las servilletas o pañuelos de papel enrollados prácticamente no sirven para proteger sus oídos en los conciertos.

Existen dos tipos de tapones de oídos que se pueden usar:

  • Los tapones de oídos de espuma, que se venden en tiendas, ayudan a reducir el ruido. Éstos amortiguan el sonido y las voces pero pueden no ajustar bien.
  • Los tapones de oídos para músicos hechos a la medida del cliente mejoran el ajuste y no cambian la calidad de sonido.

Otros consejos al estar en recintos de música son:

  • Siéntese por lo menos a 10 pies (3 metros) de distancia de los parlantes y es mejor sentarse incluso más lejos.
  • Tome descansos en áreas más tranquilas. Reduzca el tiempo en entornos ruidosos.
  • Desplácese por los recintos para encontrar un lugar más tranquilo.
  • Evite que otros le griten al oído para que los oiga. Esto puede causarles más daño a sus oídos.
  • Evite tomar demasiado alcohol, lo que puede hacer que usted no sea consciente del dolor que los sonidos fuertes pueden provocar.

Descanse sus oídos durante 24 horas después de la exposición al ruido para darles una oportunidad de recuperarse.

Cómo escuchar música en su iPod o el reproductor de MP3

Los audífonos pequeños (insertados dentro de los oídos) no bloquean los sonidos externos. Los usuarios tienden a subir el volumen sobre otros ruidos.

Si usa audífonos, el volumen es demasiado alto si una persona ubicada cerca a usted puede escuchar la música que proviene de ellos.

Otros consejos respecto a los audífonos son:

  • Disminuya la cantidad de tiempo que los utiliza.
  • Baje el volumen. Escuchar música en un nivel 5 o superior durante sólo 15 minutos por día puede causar daño auditivo a largo plazo.

Cuándo llamar al médico

Si usted tiene un zumbido o un "ensordecimiento" en los oídos durante más de 24 horas después de la exposición a música estridente, hágase revisar la audición por un audiólogo.

Consulte al médico en busca de signos de hipoacusia si:

  • Algunos sonidos parecen demasiado altos.
  • Es más fácil escuchar las voces de los hombres que de las mujeres.
  • Usted tiene problemas para diferenciar sonidos agudos uno del otro.
  • Las voces de otras personas suenan como entre dientes o mal articuladas.
  • Usted necesita subirle o bajarle el volumen a la televisión o la radio.
  • Tiene un zumbido o una sensación de llenura en los oídos.

Review Date: 5/13/2012
Reviewed By: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.