Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Self-Care Instructions

Información de la salud de búsqueda   

El dolor y sus emociones

Descripción

El dolor crónico puede limitar sus actividades cotidianas y dificultar su trabajo. También puede afectar la manera como usted esté involucrado con los amigos y los miembros de la familia. Es posible que los compañeros de trabajo, la familia y los amigos tengan que colaborar más de lo habitual cuando usted no pueda hacer las tareas regulares.

A menudo surgen en consecuencia sentimientos indeseados, como la frustración, el resentimiento y el estrés. Estos sentimientos y emociones pueden empeorar su dolor de espalda.

Nombres alternativos

  

Relación entre la mente y el cuerpo

La mente y el cuerpo trabajan juntos y no se pueden separar. La forma como la mente controla los pensamientos y actitudes afecta la manera como su cuerpo controla el dolor.

El dolor en sí, y el miedo al dolor, pueden llevar a que usted evite tanto las actividades físicas como sociales. Con el tiempo, esto lleva a menos fuerza física y a relaciones sociales más débiles. También puede causar una falta de funcionamiento y dolor mayores.

Estrés

El estrés tiene efectos tanto físicos como emocionales en nuestros cuerpos. Puede aumentar la presión arterial, incrementar nuestra frecuencia respiratoria y cardíaca, y causar tensión muscular. Esto es difícil para el cuerpo. Puede conducir a fatiga, problemas para dormir y cambios en el apetito.

Si se siente cansado, pero tiene dificultad para conciliar el sueño, es posible que tenga fatiga relacionada con el estrés. O puede notar que es capaz de conciliar el sueño, pero que tiene dificultad para permanecer dormido. Todas éstas son razones para hablar con su médico acerca de los efectos físicos que el estrés está teniendo en su cuerpo.

El estrés también puede llevar a emociones de ansiedad y depresión y a la dependencia de los demás. También puede conducir a una dependencia malsana de los medicamentos.

Depresión

La depresión es muy común entre las personas que tienen dolor crónico. El dolor puede causar depresión o empeorar la existente. La depresión también puede hacer que cualquier dolor empeore.

Si usted o los miembros de su familia tienen o han tenido depresión, hay un mayor riesgo de que usted pueda entrar en depresión a raíz de su dolor crónico. Debe buscar ayuda ante el primer signo de depresión. Incluso la leve puede afectar la capacidad de manejar de forma efectiva el dolor y permanecer activo.

Los signos de depresión abarcan el hecho de tener:

  • Sentimientos frecuentes de tristeza, ira, baja autoestima o desesperanza
  • Menos energía
  • Menos interés en hacer actividades o menos placer por sus actividades
  • Dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido
  • Disminución o aumento del apetito que causa mayor pérdida o aumento de peso
  • Dificultad para concentrarse
  • Pensamientos de muerte o suicidio

Qué hacer respecto a sus emociones

Un tipo común de terapia para las personas con dolor crónico se llama cognitivo conductual. Buscar la ayuda de un terapeuta puede servirle para:

  • Aprender cómo tener pensamientos positivos en vez de negativos
  • Reducir el miedo al dolor
  • Fortalecer relaciones importantes
  • Desarrollar un sentido de libertad a partir de su dolor

Si su dolor es el resultado de un accidente o trauma emocional, el médico debe evaluarlo en busca de una afección llamada trastorno de estrés postraumático (TEPT). Muchas personas con este trastorno no son capaces de hacerle frente plenamente a su dolor de espalda hasta que afrontan el estrés emocional que su accidente o trauma causó.

Si usted piensa que puede estar deprimido o si tiene dificultades para controlar sus emociones, hable con el médico. Usted debe conseguir ayuda más temprano que tarde. El médico también puede sugerir medicamentos para ayudar con los sentimientos de estrés o tristeza.


Review Date: 10/21/2011
Reviewed By: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.