Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Lesion

Información de la salud de búsqueda   

Latigazo cervical

Definición

El latigazo cervical (hiperextensión cervical) es una lesión a los tejidos blandos del cuello a raíz de una sacudida repentina o un "movimiento súbito" de la cabeza. Este tipo de movimiento tensiona los músculos y los ligamentos del cuello más allá de su rango normal de movimiento.

Ver también: dolor cervical.

Consideraciones

Cuando un vehículo se detiene repentinamente en una colisión o cuando es golpeado desde atrás, el cinturón de seguridad impide que el cuerpo sea lanzado hacia adelante, pero la cabeza puede moverse bruscamente hacia adelante y luego hacia atrás, ocasionando una lesión de latigazo o hiperextensión cervical.

Causas

Además de los accidentes automovilísticos, el latigazo cervical puede ser causado por las montañas rusas y otras atracciones de los parques de diversiones, lesiones por la práctica de deportes, al igual que por sacudidas o golpes. (El latigazo cervical es una de las características distintivas del síndrome del bebé sacudido).

Síntomas

Usted puede sentir dolor y rigidez en el cuello durante los primeros días después de presentarse la lesión del latigazo o hiperextensión cervical. Usted puede sentirse mejor al principio, pero el dolor y la rigidez pueden retornar varios días más tarde. Este síntoma puede durar meses o años.

La molestia que se siente puede comprometer a los grupos musculares circundantes en la cabeza, el pecho, los hombros y los brazos.

Primeros auxilios

Las medidas para cuidar de su lesión de hiperextensión cervical abarcan:

  • Tomar analgésicos de venta libre como ibuprofeno (Advil, Motrin IB) o paracetamol (Tylenol).
  • Aplicar calor o hielo al área adolorida. Un buen método es usar hielo durante las primeras 48 a 72 horas y luego usar calor después de esto. El calor se puede aplicar con duchas calientes, compresas calientes o una almohadilla térmica. Tenga cuidado de no dormirse con una almohadilla térmica o una bolsa de hielo puestas, ya que le pueden provocar quemaduras o congelación.
  • Reduzca o suspenda su actividad física normal durante los primeros días. Esto le ayuda a calmar sus síntomas y reduce la hinchazón (inflamación).
  • Realice ejercicios de rango de movimiento lentos, de arriba a abajo, de lado a lado y de oído a oído, para estirar suavemente los músculos del cuello.
  • Procure que un compañero le masajee suavemente las áreas sensibles o adoloridas.
  • Trate de dormir en un colchón firme sin una almohada o con una almohada especial para el cuello.
  • Use un collar cervical suave durante un período de tiempo corto para aliviar la molestia. (El uso de este collar durante mucho tiempo puede hacer que los músculos del cuello se debiliten más y puede prolongar el dolor del cuello.)

Usted posiblemente quiera reducir su actividad sólo durante los primeros dos días. Luego lentamente reanude sus actividades normales.

No realice actividades que involucren levantamiento de cosas pesadas o giros de su espalda o cuello durante las primeras 6 semanas después del comienzo del dolor. Después de 2 a 3 semanas, lentamente empiece a hacer ejercicio de nuevo. Un fisioterapeuta le puede ayudar a decidir cuándo empezar los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento y cómo hacerlos.

Otras medidas que pueden ayudar a mejorar su dolor del cuello son:

  • Use técnicas de relajación y ejercicio regular para prevenir el estrés y la tensión en los músculos del cuello.
  • Aprenda ejercicios de estiramiento para su cuello y la parte superior del cuerpo. Realice estiramiento todos los días, sobre todo antes y después de hacer ejercicio. Un fisioterapeuta le puede ayudar a aprender la forma de hacer el estiramiento correctamente.
  • Adopte una buena postura, sobre todo si usted se sienta todo el día en un escritorio. Mantenga su espalda apoyada. Ajuste el monitor de la computadora al nivel de los ojos. Esto evita que usted tenga que mirar arriba o abajo.
  • Si trabaja al frente de una computadora, estire su cuello cada hora más o menos.
  • Use un auricular cuando esté al teléfono, sobre todo si el hecho de contestar o usar este aparato es parte principal de su trabajo.
  • Al leer o digitar de documentos en su escritorio, póngalos en un portapapeles a nivel del ojo.
  • Al dormir, verifique que su almohada le brinde soporte a su cabeza y cuello de manera cómoda. Usted puede necesitar una almohada especial para el cuello. Verifique igualmente que su colchón sea lo bastante firme.
  • Use cinturones de seguridad y cascos de bicicleta para prevenir lesiones mientras está montando en un automóvil o en una bicicleta.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si:

  • El dolor y la rigidez del cuello retornan después de haber desaparecido.
  • El dolor cervical es muy intenso.
  • El dolor se irradia a los hombros o los brazos.
  • Se presenta entumecimiento, hormigueo o debilidad en los brazos o las piernas.
  • Tiene problemas con la vejiga o los intestinos.

Prevención

El uso de apoyacabezas en el automóvil puede reducir la gravedad del dolor en el cuello a raíz de un accidente automovilístico. Verifique que el apoyacabezas esté colocado en una posición apropiada de acuerdo con su estatura.

Si efectivamente usted sufre el latigazo cervical, aprenda técnicas apropiadas de estiramiento una vez que el cuello se haya aliviado, lo cual reduce la posibilidad de retorno del dolor y la rigidez.

Referencias

Hudgins TH, Shahban L, Alleva JT. Cervial sprain or strain. In: Frontera, WR, Silver JK, Rizzo TD Jr, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 2nd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 5.

Ronthal M. Arm and neck pain. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann; 2008:chap 32.

Verhagen AP, Scholten-Peeters GG, van Wingaarden S, de Bie R, Bierma-Zeinstra SMA. Conservative treatments for whiplash. Cochrane Database Syst Rev. 2007 Apr 18;(2):CD003338.

Devereaux M. Neck Pain. Med Clin North Am. 2009;93:273-284.


Actualizado: 6/4/2011
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Dept. of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.