Carolinas HealthCare System

Enciclopedia Multimedia (En Espanol) - Discharge Instructions

Información de la salud de búsqueda   

Alta tras reparación de labio leporino y paladar hendido

Nombres alternativos

Hendidura orofacial - alta; Reparación de defecto craneofacial congénito - alta; Queiloplastia - alta; Palatoplastia - alta; Rinoplastia por labio y paladar hendidos - alta; Rinoplastia de punta nasal - alta

Cuando usted estuvo en el hospital

A su hijo le realizaron una cirugía para repararle anomalías congénitas que le causaron una hendidura en la cual el labio o el paladar no crecieron a la par normalmente mientras estaba en el útero. Al niño le pusieron anestesia general (dormido y sin sentir dolor) para la cirugía.

Qué esperar en el hogar

Su hijo tendrá congestión nasal y tal vez tenga que respirar por la boca durante la primera semana. Habrá algo de drenaje de la boca y la nariz, el cual debe desaparecer después de aproximadamente una semana.

Cuidado de la incisión

Limpie la incisión (herida de la cirugía) después de alimentar al niño. 

  • Use un copito o hisopo de algodón (Q-tip). El médico puede suministrarle un líquido especial para limpiar la herida.
  • Empiece en el extremo que está más cercano a la nariz. 
  • Siempre empiece a limpiar lejos de la incisión en pequeños círculos. No frote sobre la incisión. 
  • Si el médico le recetó un ungüento antibiótico, aplíquelo en la incisión del niño después de que esté limpia y seca. 
Algunos puntos de sutura desaparecerán por sí solos, y otros será necesario que los retire el médico o el personal de enfermería en la primera consulta de control. No retire los puntos usted mismo. 

Usted deberá proteger la incisión de su hijo: 

  • Alimente a su hijo únicamente como el médico o el personal de enfermería le indicaron. 
  • No le dé el chupete. 
  • Los bebés deben dormir en un asiento para bebés, boca arriba. 
  • No cargue a su hijo con la cara dando hacia los hombros suyos, ya que puede golpearse la nariz y lesionarse la incisión.
  • Mantenga todos los juguetes duros fuera del alcance de su hijo. 
  • Use prendas de vestir que no necesiten halarse sobre la cabeza o la cara del niño. 

Alimentación

Los bebés deben alimentarse únicamente con leche materna o maternizada (fórmula). Al alimentarlo, sostenga al bebé en una posición erguida.

Use una taza o el lado de una cuchara para suministrarle líquidos a su bebé. Si usa biberón, utilice únicamente el tipo de biberón y tetina recomendado por el médico.

A los bebés mayores o a los niños menores se les deben ablandar los alimentos o dárselos en puré (mezclados en una licuadora o en un procesador de alimentos) durante algún tiempo después de la cirugía.

Si su hijo está ingiriendo alimentos diferentes a la leche materna o a la leche maternizada (fórmula), debe comer sentado. Aliméntelo sólo con una cuchara; NO utilice tenedores, pitillos ni pajillas, palillos u otros utensilios que puedan lesionar la incisión.

Todos los alimentos que su hijo consume deben ser blandos y fáciles de deglutir (en puré). Use una licuadora o un procesador de alimentos para prepararle sus comidas.

Hay muchas opciones de alimentos adecuadas para su hijo después de la cirugía. Asegúrese de que el alimento se cocine hasta que quede blando. Utilice una licuadora. Entre los alimentos buenos están:

  • Carnes, pescado o pollo cocidos. Lícuelos con caldo, agua o leche.
  • Tofu macerado, cuajada pequeña de queso blanco grumoso.
  • Leche maternizada (fórmula), leche, sopas cremosas, budín y yogur.
  • Cereales cocidos y alimentos para bebés.
  • Puré de papas (verifique que queden más blandas y suaves de lo normal).
  • Gelatina.

Alimentos que su hijo no debe comer:

  • Semillas, nueces, pedazos de dulce, chispas de chocolate o granola, ni solos ni mezclados con ningún otro alimento
  • Goma de mascar, caramelo de gelatina azucarada, dulces duros o bombones.
  • Trozos de carne, pescado, pollo, salchichas o perros calientes, huevos cocidos duros, verduras fritas, lechuga, fruta fresca, o pedazos sólidos de fruta o verduras enlatadas.
  • Mantequilla de maní, en crema o en trozos.
  • Pan tostado, rosquillas de pan, pasteles, cereal seco, palomitas de maíz, galletas tostadas, galletas de sal, papitas fritas, bizcochitos o cualquier otro alimento crujiente.

Actividad

Su hijo puede jugar calmadamente. No le permita correr ni saltar hasta que el médico o la enfermera lo autoricen.

Es posible que su hijo regrese a casa con brazaletes (pulseras) o con férulas en los brazos, los cuales impedirán que se frote o se rasque la incisión. El niño deberá usarlas la mayor parte del tiempo durante aproximadamente 2 semanas. Colóquele los brazaletes sobre una camisa de manga larga y, de ser necesario, péguelos con cinta a la camisa para mantenerlos en su lugar.

  • Usted puede quitarle los brazaletes 2 ó 3 veces al día y sólo uno a la vez.
  • Muévale los brazos y las manos en redondo, siempre sosteniéndolos y evitando que toquen la incisión.
  • Asegúrese de que no haya enrojecimiento de la piel ni úlceras en los brazos del niño por debajo de donde están puestos los brazaletes.
  • El pediatra o la enfermera de su hijo le dirán cuándo puede dejar de usar los brazaletes.

Pregúntele al médico o a la enfermera cuándo es seguro ir a nadar. Es posible que a su hijo le coloquen tubos en los tímpanos y debe evitar que le entre agua en los oídos.

Control

El médico o la enfermera remitirán a su hijo a un logopeda. La mayoría de las veces, la logopedia o terapia del lenguaje dura 2 meses.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Cualquier parte de la incisión se está abriendo o las suturas se están separando.
  • La incisión está roja o con secreción.
  • Se presenta sangrado de la incisión, por la boca o por la nariz. Si el sangrado es profuso, vaya a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos).
  • Su hijo no es capaz de beber ningún líquido.
  • Su hijo tiene fiebre de 101° F (38° C) o más.
  • Su hijo tiene fiebre que no desaparece después de 2 o 3 días.
  • Su hijo presenta problemas para respirar.

References

Arosarena OA. Cleft lip and palate. Otolaryngol Clin North Am. 2007 Feb;40(1):27-60.

Friedman O, Wang TD, Milczuk HA. Cleft lip and palate In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. CummingsOtolaryngology: Head & Neck Surgery.5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010:chap 186.


Actualizado: 6/22/2012
Versión en inglés revisada por: Hebe Molmenti, M.D., Ph.D., Private Practice specializing in Plastic and Reconstructive Surgery, Baltimore, MD. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.