Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Embolización de las arterias uterinas

Definición

Es un procedimiento para tratar miomas sin cirugía. Los miomas uterinos son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz).

Durante el procedimiento, se suspende el riego sanguíneo a los miomas, haciendo que éstos se reduzcan.

Nombres alternativos

Embolización de miomas uterinos; UFE; UAE

Descripción

La embolización de las arterias uterinas (UAE, por sus siglas en inglés) la realiza un médico llamado radiólogo intervencionista.

Usted estará despierta pero no sentirá dolor. (Esto se denomina sedación consciente.) El procedimiento tarda de 45 a 60 minutos aproximadamente.

El procedimiento generalmente se hace de esta manera:

  • Usted recibirá un sedante, un medicamento que la relajará y le dará sueño.
  • Se aplicará un anestésico local (analgésico) en la piel alrededor de la ingle, lo cual insensibilizará el área de manera que no se sienta dolor.
  • El radiólogo hará una incisión (corte) de 1/8 de pulgada de largo en la piel y luego introducirá un catéter (una sonda delgada) en la arteria femoral. Esta arteria está en la parte superior de la pierna. Luego, el radiólogo pasará el catéter hasta la arteria uterina que le suministra la sangre al útero.
  • Se inyectarán pequeñas partículas de plástico o de gelatina a través del catéter hacia los vasos sanguíneos que le suministran sangre a los miomas. Estas partículas bloquearán el riego sanguíneo a las diminutas arterias que llevan sangre a los miomas. Sin este riego sanguíneo, los miomas se encogen y luego mueren.
  • La embolización de las arterias uterinas se hará tanto en las arterias uterinas izquierdas como las derechas, empleando solamente una incisión (corte). De ser necesario, se pueden tratar múltiples miomas.

Por qué se realiza el procedimiento

La embolización de las arterias uterinas es una manera eficaz de tratar síntomas causados por los miomas:

  • Los síntomas pueden abarcar sangrado, conteo sanguíneo bajo, presión o dolor en la pelvis, despertarse en la noche para orinar y estreñimiento.
  • El tratamiento de los miomas con medicamentos u hormonas casi siempre ya se habrá ensayado antes de que usted se someta a este procedimiento.
  • Algunas veces, a las mujeres se les practica este procedimiento después del parto para tratar un sangrado vaginal muy profuso.

Riesgos

La embolización de las arterias uterinas generalmente es segura.

Los riesgos de cualquier procedimiento invasivo son:

  • Sangrado
  • Tener una mala reacción al anestésico o medicamento que se utiliza
  • Infección
  • Hematomas

Los riesgos de la embolización de las arterias uterinas son:

  • Lesión a una arteria o al útero
  • Posibles problemas con un embarazo futuro. Puede haber un riesgo más alto de problemas con la placenta durante un embarazo y el parto. Las mujeres que posiblemente deseen quedar embarazadas en el futuro deben discutir este asunto con su médico.
  • Los períodos menstruales pueden no retornar después de una embolización de las arterias uterinas

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o a la enfermera:

  • Si usted podría estar en embarazo.
  • Qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Antes de la embolización de las arterias uterinas:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda al médico o a la enfermera.

En el día de la embolización de las arterias uterinas:

  • Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada durante 6 a 8 horas antes del procedimiento.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Las mujeres por lo general permanecen hospitalizadas de un día para otro después de una embolización de las arterias uterinas, pero algunas se pueden ir para su casa el mismo día.

Usted recibirá un analgésico y le pedirán que se quede acostada durante 4 a 6 horas después del procedimiento.

Los calambres en la pelvis son frecuentes durante las primeras 24 horas después del procedimiento y pueden durar desde unos pocos días hasta dos semanas. Estos calambres pueden ser intensos y durar más de 6 horas a la vez.

La mayoría de las mujeres se recuperan rápidamente y son capaces de retornar a las actividades normales al cabo de 7 a 10 días. El tejido de los miomas que ha sido tratado puede salir a través de la vagina.

Pronóstico

La embolización de las arterias uterinas generalmente funciona bien para disminuir el dolor, la presión y el sangrado de los miomas en la mayoría de las mujeres que se someten a este procedimiento.

Es menos invasiva que los tratamientos quirúrgicos para los miomas uterinos. Muchas mujeres probablemente retornarán más pronto a sus actividades después de la cirugía.

Como sucede con otros tratamientos para los miomas uterinos, algunas mujeres pueden requerir más procedimientos o una histerectomía en el futuro.

Referencias

ACOG Practice Bulletin: Clinical management guidelines for obstetricians-gynecologists. Number 96, August 2008. Obstet Gynecol. 2008;112:387-400.

Bradley L, Uterine Fibroid Embolization: a viable alternative to hysterectomy. Obstet Gynecol. 2009:127-135.

Goodwin SC, Spies JB, Worthington-Kirsch R et al. Uterine artery Embolization for treatment of leiomyomata: long term outcomes from the FIBROID registry. Obstet Gynecol. 2008; 111:22-33.

Tulandi T, Salamah K, Fertility and Uterine Artery Embolization. Obstet Gynecol. 2010;115:857-860.

Volkers NA, Hehenkamp WJ, Birnie E, Ankum WM, Reekers JA. Uterine artery embolization versus hysterectomy in the treatment of symptomatic uterine fibroids: 2 years' outcome from the randomized EMMY trial. Am J Obstet Gynecol. 2007 Jun;196(6):519.e1-11.


Actualizado: 10/12/2010
Versión en inglés revisada por: A.D.A.M. Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, and David R. Eltz. Previously reviewed by Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine (2/7/2009).
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.