Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Maltrato físico infantil

Definición

El maltrato físico infantil o trauma infantil no accidental se refiere a fracturas y otros signos de lesión que ocurren cuando se golpea a un niño con ira.

Los signos físicos de maltrato infantil solían denominarse síndrome del niño maltratado. Este síndrome se refiere a múltiples fracturas que ocurren en momentos diferentes en niños demasiado pequeños como para haberlas sufrido a raíz de un accidente. La definición del maltrato infantil se ha pues expandido.

Ver también:

Nombres alternativos

Síndrome del niño maltratado; Maltrato físico a niños

Causas

El maltrato físico tiende a ocurrir en momentos de gran estrés. Muchas personas que infligen maltrato físico también fueron maltratados en su infancia y, como resultado, a menudo no se dan cuenta de que el maltrato no es la forma apropiada de disciplina.

Las personas que maltratan físicamente, a menudo, también tienen muy poca capacidad de controlar sus impulsos, lo cual impide que piensen en lo que sucede como resultado de sus acciones.

La tasa de maltrato infantil es bastante alta y la forma más común es el abandono.

Los mayores factores de riesgo que predisponen al maltrato infantil abarcan:

  • Alcoholismo.
  • Violencia doméstica.
  • Drogadicción.
  • Ser padre o madre soltera.
  • Falta de educación.
  • Pobreza.

Sin embargo, es importante destacar que los casos de maltrato infantil se encuentran en toda clase social u origen étnico. Es imposible diferenciar entre maltratadores y no maltratadores por su apariencia u origen.

Síntomas

Una persona adulta puede llevar un niño lesionado a la sala de urgencias con una explicación extraña acerca de la causa de la lesión. Además, la lesión del niño puede no ser reciente.

Los síntomas abarcan:

  • Ojos morados.
  • Fracturas óseas inexplicables o inusuales.
  • Marcas de contusiones o hematomas con forma de manos, dedos u objetos (como un cinturón).
  • Hematomas o contusiones en áreas donde las actividades normales de la infancia no ocasionarían este tipo de lesiones.
  • Fontanelas prominentes (puntos blandos) o suturas separadas en el cráneo de un bebé.
  • Quemaduras (escaldaduras) que usualmente se ven en las manos, los brazos o las nalgas del niño.
  • Marcas de estrangulación alrededor del cuello.
  • Quemaduras hechas con cigarrillo en áreas expuestas o los genitales.
  • Marcas circulares alrededor de las muñecas o tobillos (signos de torsión o ataduras).
  • Marcas de mordeduras humanas.
  • Marcas de látigos.
  • Pérdida inexplicable del conocimiento en un niño.

Pruebas y exámenes

Las lesiones típicas en los niños maltratados abarcan:

  • Cualquier tipo de fractura observada en un niño demasiado pequeño para caminar o gatear.
  • Sangrado en la parte posterior del ojo que se observa en los casos del síndrome del bebé sacudido o un golpe directo en la cabeza.
  • Acumulación de sangre en el cerebro (hematoma subdural) sin una buena explicación.
  • Evidencia de fracturas en la punta de los huesos largos o fracturas espiroideas que resultan de una torsión.
  • Evidencia de fractura craneal.
  • Costillas fracturadas, especialmente en la espalda.
  • Daño interno, como sangrado o ruptura de algún órgano, debido a un trauma contundente.
  • Múltiples contusiones o hematomas ocurridos en diferentes momentos, especialmente en áreas inusuales del cuerpo o en patrones que sugieren ahogamiento, torsión o golpes fuertes con objetos o las manos.
  • Otros daños cutáneos inusuales, entre ellos quemaduras o cicatrices de quemaduras.

Los siguientes exámenes pueden revelar lesiones físicas:

  • Radiografía de hueso: Se toman radiografías de todos los huesos del niño, entre ellos el cráneo, para buscar fracturas no detectadas o fracturas viejas que están cicatrizando.
  • Se realiza una resonancia magnética o una tomografía computarizada de la cabeza o el abdomen si hay fractura de cráneo, sangrado en el ojo, vómito inexplicable, hematomas severos en la cara, el cráneo o el abdomen, o síntomas del sistema nervioso (neurológicos), dolores de cabeza o pérdida del conocimiento inexplicables.

Las siguientes afecciones tienen síntomas similares a los del maltrato físico:

  • Osteogénesis imperfecta: casi todos los niños con esta enfermedad tienen una coloración azul anormal de la esclerótica de los ojos. Estos niños pueden tener fracturas espontáneas o huesos rotos después de accidentes normales que no le causarían daño a los huesos de un niño normal.
  • Trastornos hemorrágicos no detectados, como hemofilia, enfermedad de Von Willebrand o enfermedad hepática, que pueden llevar a patrones de hematomas anormales. El médico puede hacer pruebas para estos trastornos.
  • Patrones de hematomas y cicatrizaciones inusuales también pueden ser causados por la medicina popular o las prácticas de medicina oriental tales como el frotamiento de monedas, la aplicación de ventosas y la combustión de hierbas en la piel sobre puntos de acupuntura (llamada moxibustión). El médico siempre debe preguntar acerca de las prácticas de curación alternativas.

Tratamiento

Si usted piensa que un niño está en peligro inmediato debido a maltrato o descuido, debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos).

Si sospecha que un niño está siendo maltratado, infórmelo inmediatamente. La mayoría de los estados (en los Estados Unidos) tienen un teléfono de ayuda para casos de maltrato infantil. Usted también puede usar la línea nacional de ayuda a los niños para casos de maltrato infantil Childhelp National Child Abuse Hotline (1-800-4-A-CHILD).

Las lesiones físicas se deben tratar de la manera apropiada.

Los padres necesitarán asesoramiento o una intervención de algún tipo. En algunos casos, el niño puede ser separado temporal o permanentemente de su hogar para prevenir peligros posteriores. El maltrato potencialmente mortal o el maltrato que ocasiona daño permanente al bebé o niño puede terminar en una demanda legal.

La asesoría, incluyendo ludoterapia, también es necesaria para los niños maltratados de más de dos años. El niño necesitará ayuda para enfrentar el miedo y el dolor del maltrato por parte de los adultos, quienes deben ser figuras confiables. El hecho de no recibir esta ayuda puede llevar a que se presenten problemas psicológicos significativos, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

La agencia gubernamental apropiada generalmente toma la decisión acerca de la ubicación del niño con un tutor externo que lo cuide o su regreso al seno del hogar. Esto normalmente se hace a través de una corte. La estructura de estas agencias varía de un estado a otro.

Grupos de apoyo

Existen grupos de apoyo para los sobrevivientes de maltrato y para los padres maltratadores que quieren recibir ayuda. Ver la página de recursos para obtener la información de contacto.

Expectativas (pronóstico)

La recuperación física del niño depende de la gravedad de las lesiones. La recuperación psicológica depende de los resultados de la psicoterapia y de si el niño puede desarrollar relaciones confiables con los adultos que lo cuidan.

Las autoridades determinarán si la persona culpable del maltrato debe recibir ayuda psiquiátrica, como capacitación para la crianza y orientación sobre el manejo de los impulsos y la ira.

Las instituciones dedicadas a la protección de menores por lo general hacen todos los esfuerzos para reunir a los miembros de la familia cuando sea posible.

Posibles complicaciones

Dado que los adultos son mucho más fuertes y grandes que los niños, un niño maltratado puede resultar lesionado o muerto por accidente. El maltrato físico que se ejerce en un niño puede llevar a daño cerebral grave, deformidades, ceguera, invalidez y muerte. Los niños víctimas del maltrato pueden llevar cicatrices emocionales por el resto de sus vidas.

Los padres pueden perder permanentemente la custodia de los niños si el grado de maltrato lo requiere. Sin embargo, esta experiencia también puede ocasionar problemas psicológicos en el niño, debido a que puede sentirse rechazado o tal vez el niño puesto en guarda no desarrolle un apego fuerte y prolongado con las nuevas personas que lo cuidan.

Cuándo contactar a un profesional médico

Todos los estados (de los EE.UU.) exigen que se informe de cualquier caso de maltrato infantil presunto o conocido. Llame al médico, a los Servicios de Protección Infantil o a la policía local si usted sospecha o sabe que alguien es víctima de maltrato.

Prevención

Reconozca los signos de advertencia de maltrato. Es posible que un cuidador:

  • Tenga problemas de consumo del alcohol o de drogas
  • Tenga antecedentes de maltrato o haya sido maltratado de niño
  • Tenga problemas emocionales o enfermedades mentales
  • Tenga factores de gran estrés, como pobreza
  • No logre brindarle los cuidados e higiene propios del niño
  • Parezca no sentir amor o preocupación por el niño

Si se presenta alguno de los factores mencionados, el maltrato se puede prevenir con asesorías u orientación para los padres. Una guía atenta y apoyo de los familiares, amigos, grupos religiosos u otros grupos de ayuda, pueden prevenir el maltrato o permitir una intervención oportuna en caso de que éste se presente.

Referencias

Johnson CF. Abuse and neglect of children. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 36.

Berkowitz CD, Stewart ST. Child maltreatment. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 63.


Actualizado: 1/24/2011
Versión en inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical STaff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital; and Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.