Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Síndrome compartimental

Definición

El síndrome compartimental es una afección seria que implica aumento de la presión en un compartimento muscular. Puede llevar a daño en nervios y músculos, al igual que problemas con el flujo sanguíneo.

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las capas gruesas de tejido denominadas fascia separan grupos de músculos entre sí en los brazos y en las piernas. Dentro de cada capa de la fascia se encuentra un espacio confinado, llamado compartimento, que incluye tejido muscular, nervios y vasos sanguíneos. La fascia rodea estas estructuras de manera similar como los alambres están cubiertos por un material aislante.

La fascia no se expande, de manera que cualquier inflamación en un compartimento ocasionará aumento de presión en esa área, lo cual ejercerá presión sobre los músculos, los vasos sanguíneos y los nervios. Si esta presión es lo suficientemente alta, el flujo de sangre al compartimento se bloqueará, lo cual puede ocasionar lesión permanente a los músculos y a los nervios. Si la presión dura un tiempo considerable, la extremidad puede morir y puede ser necesario amputarla.

La inflamación que lleva al síndrome compartimental ocurre a raíz de traumatismo, como un accidente automovilístico o una lesión por aplastamiento, o cirugía. La hinchazón también puede ser causada por fracturas complejas o lesiones a tejidos blandos debido a traumatismo.

El síndrome compartimental prolongado (crónico) puede ser causado por actividades repetitivas como correr, lo cual incrementa la presión en un compartimento únicamente durante esa actividad.

El síndrome compartimental es más común en la parte inferior de la pierna y el antebrazo, aunque también puede presentarse en la mano, el pie, el muslo y en la parte superior del brazo.

Síntomas

El síntoma distintivo del síndrome compartimental es el dolor intenso que no desaparece cuando uno toma analgésicos o eleva el área afectada. En los casos más serios, los síntomas pueden abarcar:

  • Disminución de la sensibilidad
  • Palidez de la piel
  • Dolor intenso que empeora
  • Debilidad

Signos y exámenes

Un examen físico revelará:

  • Dolor al apretar el compartimento
  • Dolor intenso al mover el área afectada (por ejemplo, una persona con síndrome compartimental en el pie o en la parte inferior de la pierna experimentará dolor intenso al mover los dedos de los pies hacia arriba y hacia abajo).
  • Piel brillante e hinchada

Para confirmar el diagnóstico, el médico medirá directamente la presión en el compartimento. Eso se hace empleando una aguja que va pegada a un medidor de presión dentro del compartimento. La aguja se introduce dentro del área afectada. Las mediciones específicas de la presión llevarán a un diagnóstico del síndrome compartimental.

Cuando el médico sospecha el síndrome compartimental crónico, este examen se debe realizar durante y después de la actividad que ocasiona el dolor.

Tratamiento

Se requiere cirugía. Se hacen incisiones quirúrgicas largas a través de la fascia con el fin de aliviar la presión. Las heridas se pueden dejar abiertas (cubiertas con un apósito estéril) y cerrarlas durante una segunda cirugía, generalmente de 48 a 72 horas más tarde. Es posible que se requieran injertos de piel para cerrar la herida.

Si el problema lo está ocasionando un yeso o un vendaje, se debe aflojar o cortar el apósito para aliviar la presión.

Expectativas (pronóstico)

Con un diagnóstico y tratamiento oportunos, el pronóstico es excelente para la recuperación de los músculos y nervios que se encuentran dentro del compartimento. Sin embargo, el pronóstico general estará determinado por la lesión que lleva al síndrome.

Si el diagnóstico se retrasa, se puede presentar una lesión permanente en el nervio y pérdida de la función muscular. Esto es más común cuando la persona lesionada está inconsciente o demasiado sedada y es incapaz de quejarse del dolor. La lesión permanente del nervio puede ocurrir después de 12 a 24 horas de compresión.

Complicaciones

Las complicaciones abarcan lesión permanente a los nervios y los músculos que puede llegar a deteriorar su desempeño de manera dramática. (Ver isquemia de Volkmann)

En casos más severos, se puede requerir la amputación.

Situaciones que requieren asistencia médica

Consulte con el médico si ha sufrido una lesión y presenta hinchazón severa o dolor que no mejora con analgésicos.

Prevención

Probablemente no haya ninguna forma de prevenir esta afección; sin embargo, el diagnóstico y tratamiento oportunos ayudarán a prevenir muchas de las complicaciones.

A las personas que tienen yesos se les debe hacer saber sobre el riesgo de hinchazón. Ellas deben acudir al médico o a la sala de urgencias si el dolor por debajo del yeso aumenta a pesar de elevar el área y tomar analgésicos.

Referencias

Twaddle BC, Amendola A. Compartment syndrome. In: Browner BD, Jupiter JB, Levine AM, Trafton PG, Krettek C, eds. Skeletal Trauma. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 13.

Geiderman JM, Katz D. General principles of orthopedic injuries. In: Marx J, ed. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 46.

Jobe MT. Compartment syndromes and Volkmann contracture. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2007:chap 71.


Actualizado: 7/28/2010
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.