Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Amebiasis

Definición

Es una infección intestinal causada por el parásito Entamoeba histolytica.

Nombres alternativos

Disentería amebiana; Amebiasis intestinal

Causas, incidencia y factores de riesgo

La Entamoeba histiolytica puede vivir en el intestino grueso (colon) sin causar enfermedad; sin embargo, algunas veces invade las paredes del colon y causa colitis, disentería aguda o diarrea prolongada (crónica). La infección puede también diseminarse a través de la sangre al hígado y, rara vez, a los pulmones, el cerebro o a otros órganos.

Esta afección se presenta en todo el mundo, pero es más común en áreas tropicales donde hay condiciones de hacinamiento y salubridad deficiente. África, México, partes de Suramérica e India tienen problemas de salud significativos asociados con esta enfermedad.

La Entamoeba histiolytica se disemina a través de agua o alimentos contaminados con heces. Esta contaminación es común cuando los excrementos humanos se utilizan como fertilizantes. Esta enfermedad también puede diseminarse de una persona a otra, particularmente por contacto con el área bucal o rectal de una persona infectada.

Los factores de riesgo que predisponen a padecer amebiasis grave abarcan:

  • Alcoholismo
  • Cáncer
  • Desnutrición
  • Edad avanzada o temprana
  • Embarazo
  • Viaje reciente a una región tropical
  • Uso de corticoesteroides para inhibir el sistema inmunitario

En los Estados Unidos, la amebiasis es más común en personas que tienen relaciones sexuales anales y las que residen en instituciones.

Síntomas

La mayoría de las personas con esta afección no tienen síntomas. Si se presentan, se observan de 7 a 10 días después de estar expuesto al parásito.

Síntomas leves:

  • Cólicos abdominales
  • Diarrea
    • paso de 3 a 8 heces semiformadas al día
    • paso de heces blandas con moco y ocasionalmente con sangre
  • Fatiga
  • Gases excesivos
  • Dolor rectal durante la defecación (tenesmo)
  • Pérdida de peso involuntaria

Síntomas graves:

  • Sensibilidad abdominal
  • Heces con sangre
    • paso de heces líquidas con franjas de sangre
    • paso de10 a 20 heces al día
  • Fiebre
  • Vómitos

Signos y exámenes

La exploración del abdomen puede mostrar hepatomegalia o sensibilidad en el abdomen.

Los exámenes abarcan:

  • Examen de sangre para amebiasis
  • Exploración de la parte inferior del intestino grueso (sigmoidoscopia)
  • Examen microscópico de muestras de materia fecal, por lo general con varios días de intervalo

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de la infección. Generalmente, se administra metronidazol por vía oral durante 10 días.

Si usted está vomitando, puede necesitar medicamentos a través de una vena (intravenosos) hasta que pueda tolerarlos por vía oral. Por lo general, no se prescriben medicamentos antidiarreicos, ya que pueden empeorar la afección.

Después del tratamiento, se deben examinar de nuevo las heces para constatar que la infección haya desaparecido.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico generalmente es bueno con tratamiento. La enfermedad por lo regular dura aproximadamente dos semanas, pero puede reaparecer si no se administra tratamiento.

Complicaciones

  • Absceso hepático
  • Efectos secundarios del medicamento, incluyendo náuseas
  • Diseminación del parásito a través de la sangre hacia el hígado, los pulmones, el cerebro u otros órganos

Situaciones que requieren asistencia médica

Consulte con el médico si presenta diarrea persistente.

Prevención

Al viajar a países tropicales donde las condiciones de salubridad son inadecuadas, tome agua potable o hervida y no coma verduras crudas ni frutas sin pelar. Las medidas de salud pública deben incluir purificación y desinfección del agua con cloro, al igual que programas de tratamiento de aguas residuales.

Las medidas de relaciones sexuales con precaución, como el uso de condones y de protectores de goma en caso de contacto oral o anal, pueden ayudar a prevenir la infección.

Referencias

Schuster FL, Glaser CA. Amebiasis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 373.


Actualizado: 9/15/2010
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity and Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.