Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Angina estable

Definición

Es una molestia o dolor torácico que a menudo ocurre con actividad o estrés. La angina es un tipo de molestia en el tórax causado por circulación deficiente a través de los vasos sanguíneos (vasos coronarios) del músculo cardíaco (miocardio).

Ver también: angina inestable.

Nombres alternativos

Angina crónica; Angina pectoral

Causas

El músculo cardíaco está trabajando todo el tiempo, de manera que necesita un suministro continuo de oxígeno. Este oxígeno es suministrado por las arterias coronarias, las cuales transportan sangre.

Cuando el músculo cardíaco tiene que trabajar más intensamente, necesita más oxígeno. Los síntomas de angina ocurren cuando las arterias coronarias se estrechan o se bloquean por el endurecimiento de las mismas (ateroesclerosis) o por un coágulo de sangre.

La causa más común de angina es la cardiopatía coronaria (CHD, por sus siglas en inglés). La angina pectoral es el término médico para este tipo de dolor torácico.

La angina estable es menos seria que la inestable, pero puede ser muy dolorosa o molesta.

Los factores de riesgo de la cardiopatía coronaria son, entre otros:

  • Diabetes.
  • Antecedentes familiares de cardiopatía coronaria antes de los 50 años de edad.
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol LDL elevado y colesterol HDL bajo.
  • Pertenecer al sexo masculino.
  • No hacer suficiente ejercicio.
  • Obesidad
  • Tabaquismo.

Cualquier circunstancia que requiera que el músculo cardíaco necesite más oxígeno puede ocasionar un ataque de angina en alguien con cardiopatía, como:

  • Clima frío.
  • Ejercicio.
  • Estrés emocional.
  • Comidas abundantes.

Otras causas de angina abarcan:

Síntomas

Los síntomas de la angina estable con frecuencia son predecibles. Esto significa que la misma cantidad de ejercicio o actividad puede hacer que se presente la angina. Su angina debe mejorar o desaparecer cuando usted suspende o disminuye el ejercicio.

El síntoma más común es el dolor torácico que ocurre detrás del esternón o ligeramente hacia la izquierda. El dolor de la angina estable por lo regular comienza de manera lenta y empeora en los siguientes minutos antes de desaparecer.

El dolor se puede sentir como rigidez, opresión, dolor opresivo o constrictivo y puede irradiarse a:

  • El brazo (por lo regular el izquierdo).
  • La espalda.
  • La mandíbula.
  • El cuello.
  • El hombro.

Algunas personas dicen que el dolor se siente como indigestión o gases.

Algunos pacientes (mujeres, adultos mayores y diabéticos) pueden tener diferentes síntomas, tales como:

  • Dolor de espalda, brazo o cuello.
  • Fatiga.
  • Dificultad para respirar.
  • Debilidad.

El dolor de la angina estable normalmente:

  • Ocurre después de actividad o estrés.
  • Dura en promedio de 1 a 15 minutos.
  • Se alivia con descanso o con un medicamento llamado nitroglicerina.

Los ataques de angina pueden ocurrir en cualquier momento durante el día, pero un alto número ocurre entre las 6 de la mañana y el mediodía.

Otros síntomas de angina abarcan:

  • Una sensación de indigestión o acidez gástrica.
  • Vértigo o mareo.
  • Náuseas, vómitos y sudoración.
  • Palpitaciones.
  • Dificultad para respirar.
  • Cansancio inexplicable después de actividad (más común en mujeres).

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y medirá la presión arterial. Se pueden hacer los siguientes exámenes para diagnosticar o descartar una angina:

Tratamiento

Las opciones para el tratamiento de la angina incluyen cambios en el estilo de vida, medicamentos y procedimientos como la angioplastia coronaria o la colocación de endoprótesis vascular (stent) y la cirugía de revascularización cardíaca.

Usted y su médico deben ponerse de acuerdo en un plan para tratar su angina diariamente, lo cual debe abarcar:

  • Qué medicamentos debe estar tomando para prevenir la angina.
  • Qué actividades está bien hacer y cuáles no.
  • Qué medicamentos debe tomar cuando tenga la angina.
  • Cuáles son los signos de que su angina está empeorando.
  • Cuándo debe llamar al médico o al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos).

MEDICAMENTOS

Le pueden solicitar que tome uno o más medicamentos para tratar la presión arterial, diabetes o los niveles de colesterol altos. Siga las instrucciones del médico al pie de letra para ayudar a prevenir el empeoramiento de la angina.

Las píldoras o el aerosol de nitroglicerina pueden usarse para detener el dolor torácico.

Tomar ácido acetilsalicílico (aspirin) y clopidogrel (Plavix) o prasugrel (Effient) ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre en sus arterias y reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Pregúntele al médico si usted debe estar tomando estos medicamentos.

El médico puede darle uno o más medicamentos para ayudarle a prevenir la angina.

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) para bajar la presión arterial y proteger el corazón.
  • Betabloqueadores para reducir la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el uso de oxígeno por parte del corazón.
  • Bloqueadores de los canales del calcio para relajar las arterias, bajar la presión arterial y reducir la tensión sobre el corazón.
  • Nitratos para ayudar a prevenir la angina.
  • Ranolazina (Ranexa) para tratar la angina crónica.

NUNCA SUSPENDA NINGUNO DE ESTOS FÁRMACOS POR SU CUENTA. Siempre hable primero con el médico. Dejar de tomar estos fármacos repentinamente puede hacer que su angina empeore o puede causar un ataque cardíaco. Esto es especialmente válido con los fármacos anticoagulantes (ácido acetilsalicílico, clopidogrel y prasugrel).

El médico puede recomendarle un programa de rehabilitación cardíaca para ayudar a mejorar el estado del corazón.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Algunas personas se tratarán con medicamentos y no necesitarán cirugía para tratar un bloqueo o estrechamiento. Otras necesitarán un procedimiento para abrir los vasos sanguíneos bloqueados o estrechos que suministren sangre al corazón.

Pronóstico

Los síntomas de la angina estable se alivian frecuentemente con medicamentos.

Posibles complicaciones

  • Ataque cardíaco
  • Muerte súbita ocasionada por ritmos cardíacos anormales (arritmias)
  • Angina inestable

Cuándo contactar a un profesional médico

Busque atención médica si presenta presión o un dolor en el pecho nuevo o inexplicable. Si ha tenido angina antes, llame al médico.

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si su dolor de angina:

  • No desaparece después de 15 minutos.
  • No desaparece después de tres dosis de nitroglicerina.
  • Está empeorando.
  • Retorna después de que la nitroglicerina lo aliviaba al principio.

Llame al médico si:

  • Está teniendo síntomas de angina con más frecuencia.
  • Está experimentando angina cuando está sentado (angina de reposo).
  • Se está sintiendo cansado con más frecuencia.
  • Está sintiendo desmayos o mareos.
  • Su corazón está palpitando muy lentamente (menos de 60 latidos por minuto) o muy rápidamente (más de 120 latidos por minuto), o no es constante.
  • Está teniendo problemas para tomar sus medicamentos para el corazón.
  • Tiene cualquier otro síntoma inusual.

Busque ayuda médica inmediata si una persona con angina pierde el conocimiento.

Prevención

El médico le puede solicitar que tome nitroglicerina unos cuantos minutos antes si usted planea llevar a cabo una actividad que pueda desencadenar el dolor de la angina.

La mejor manera de prevenir la angina consiste en reducir el riesgo de cardiopatía coronaria:

  • Evitar o reducir el estrés tanto como se pueda.
  • Controlar la presión arterial, la diabetes y el colesterol.
  • Consumir comidas bien balanceadas que sean bajas en grasa y colesterol e incluir varias porciones de frutas y verduras diariamente.
  • Hacer ejercicio regular. Si su peso es normal, haga al menos 30 minutos de ejercicio todos los días. Sin embargo, hable con el médico antes de comenzar o incrementar su actividad o nivel de ejercicio.
  • Bajar de peso si tiene sobrepeso.
  • Dejar de fumar.

Las cantidades moderadas de alcohol (un vaso al día para las mujeres, dos para los hombres) pueden reducir su riesgo de problemas cardíacos. Sin embargo, beber cantidades más grandes hace más mal que bien.

La reducción de los factores de riesgo de cardiopatía puede prevenir el empeoramiento de las obstrucciones y puede disminuir su gravedad, lo cual reduce el dolor anginoso.

Las nuevas pautas ya no recomiendan ninguna hormonoterapia, vitaminas E o C, antioxidantes ni ácido fólico para prevenir la cardiopatía. El uso de la hormonoterapia en mujeres que están cerca de la menopausia o que ya la han finalizado es polémico en este momento.

Referencias

Fraker TD Jr, Fihn SD, Gibbons RJ, Abrams J, Chatterjee K, Daley J et al. 2007 chronic angina focused update of the ACC/AHA 2002 Guidelines for the management of patients with chronic stable angina: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines Writing Group to develop the focused update of the 2002 Guidelines for the management of patients with chronic stable angina. Circulation. 2007;116:2762-2772.

Morrow DA, Boden WE. Stable ischemic heart disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 57.

Becker RC, Meade TW, Berger PB, Ezekowitz M, O'Connor CM, Vorchheimer DA, et al. The primary and secondary prevention of coronary artery disease: American College of Chest Physicians Evidence-Based Clinical Practice Guidelines (8th Edition). Chest. 2008;133(6 Suppl):776S-814S.

Serruys PW, Morice MC, Kappetein AP, Colombo A, Holmes DR, Mack MJ, et al. Percutaneous coronary intervention versus coronary-artery bypass grafting for severe coronary artery disease. N Engl J Med. 2009;360:961-972. Epub 2009 Feb 18.

Mosca L, Benjamin EJ, Berra K, Bezanson JL, Dolor RJ, Lloyd-Jones DM, et al. Effectiveness-based guidelines for the prevention of cardiovascular disease in women -- 2011 update: A guideline from the American Heart Association. J Am Coll Cardiol. 2011; 57:1404-1423.


Actualizado: 5/23/2011
Versión en inglés revisada por: Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.