Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Alta tras cirugía de derivación gástrica

Nombres alternativos

Cirugía bariátrica - derivación gástrica - alta; Derivación gástrica en Y de Roux - alta; Derivación gástrica - Y de Roux - alta

Cuando usted estuvo en el hospital

Le practicaron una cirugía de derivación gástrica para ayudarlo a bajar de peso. El cirujano usó grapas para dividir el estómago en una sección superior pequeña, llamada bolsa, y una sección inferior más grande. Luego, el cirujano suturó una sección del intestino delgado a una pequeña abertura en esta pequeña bolsa estomacal. El alimento que usted ingiera ingresará ahora en su pequeña bolsa estomacal.

Usted probablemente pase de 2 a 4 días en el hospital. Cuando vuelva a casa, tomará líquidos o comerá alimentos en puré. Debe ser capaz de moverse de un lado para otro sin demasiado problema.

Qué esperar en el hogar

Probablemente usted tendrá un catéter (sonda) que sale de la parte más grande de su estómago a la que se le hizo la derivación. Éste saldrá por uno de sus costados y drenará los líquidos que se acumulan en su abdomen. Se retirará en más o menos 4 a 6 semanas.

Usted bajará de peso rápidamente durante los primeros 3 a 6 meses. Durante este tiempo, puede experimentar dolores en el cuerpo, sentirse cansado y frío, tener la piel seca, cambios en el estado anímico y pérdida o debilitamiento del cabello. Estos problemas deben desaparecer a medida que su cuerpo se acostumbra a la pérdida de peso y su peso se estabiliza. Debido a esta pérdida de peso rápida, usted deberá estar atento a recibir toda la nutrición y las vitaminas que necesite a medida que se recupera.

La pérdida de peso disminuye después de 12 a 18 meses.

Dieta

Usted continuará con alimentos líquidos o en puré durante 2 o 3 semanas después de la cirugía. Lentamente irá agregando alimentos suaves y luego alimento regular en la medida en que el nutricionista se lo indique. Recuerde masticar cada bocado muy lenta y completamente.

Tome líquidos 30 minutos después de comer algún alimento. Beba lentamente y hágalo sorbiendo el líquido, no tragándolo. El médico puede aconsejarle que no use una pajilla, ya que ésta puede introducir aire en el estómago.

El médico, el personal de enfermería o el dietista le enseñarán cuáles alimentos debe comer y cuáles debe evitar.

Ver también: Dieta después de una derivación gástrica.

Actividad

El hecho de estar activo poco después de la cirugía le ayudará a recuperarse más rápidamente. Durante la primera semana:

  • Empiece a caminar después de la cirugía. Dé una vuelta por la casa, dúchese y use las escaleras en el hogar.
  • Si le duele cuando hace algo, suspenda esa actividad.

Si le realizan una cirugía laparoscópica, usted debe estar en capacidad de realizar la mayoría de sus actividades en 2 a 4 semanas. Puede tomar hasta 12 semanas si se trata de una cirugía abierta.

Antes de ese tiempo, no:

  • Levante nada que pese más de 10 a 15 libras (4 a 7 kg) hasta que vea a su médico.
  • Realice ninguna actividad que implique halar o empujar.
  • Se exija demasiado. Incremente la cantidad de ejercicio lentamente.
  • Conduzca ni utilice maquinaria si está tomando algún analgésico narcótico, ya que estos medicamentos le producirán somnolencia. Conducir un automóvil y utilizar maquinaria no es seguro mientras los esté tomando.

Lo que puede hacer:

  • Realice caminatas cortas y suba y baje escaleras.
  • Pruebe levantándose y moviéndose de un lado para otro si está teniendo algo de dolor en el abdomen. Esto le puede ayudar.

Verifique que su casa esté organizada de manera segura para su recuperación.

Ver también:

Si su médico no le ve problema, puede comenzar un programa de ejercicios de 2 a 4 semanas después de la cirugía.

No necesita ir a un gimnasio para hacer ejercicio. Si no ha hecho ejercicio o no ha estado activo por mucho tiempo, asegúrese de comenzar de manera lenta para evitar lesiones. Realizar una caminata de 5 a 10 minutos diarios es un buen comienzo. Incremente esta cantidad hasta que esté caminando 15 minutos dos veces al día.

Cuidado de la herida

Usted puede cambiar el apósito cada día si el cirujano así lo indica. No olvide cambiarlo si se ensucia o se humedece.

Usted puede tener hematomas alrededor de la herida, lo cual es normal y desaparecerán espontáneamente. La piel alrededor de la incisión puede estar un poco roja, lo cual también es normal.

No use ropa apretada que haga fricción contra la incisión a medida que ésta sana.

Mantenga el apósito (vendaje) sobre la herida limpio y seco. Si hay suturas o grapas, se las retirarán de 7 a 10 días después de la cirugía.

A menos que le digan lo contrario, no se duche hasta después de la cita de control con el médico. Cuando pueda bañarse, deje que el agua corra sobre la incisión, pero no la frote ni permita que el chorro la golpee.

No se moje en una bañera, piscina o jacuzzi (hidromasaje) hasta que el médico le diga que no hay problema.

Presione con una almohada sobre la incisión cuando necesite toser o estornudar.

Ver también: Cuidado de heridas quirúrgicas.

Fármacos

Es posible que necesite tomar algunos medicamentos cuando se vaya para su casa.

  • Posiblemente necesite aplicarse inyecciones subcutáneas de un medicamento anticoagulante durante dos o más semanas. El médico o el personal de enfermería le mostrarán cómo hacerlo.
  • Tal vez necesite tomar un medicamento para prevenir cálculos biliares.
  • Necesitará tomar ciertas vitaminas que su cuerpo posiblemente no absorba bien de los alimentos. Dos de estas vitaminas son la vitamina B12 y la vitamina D.

El ácido acetilsalicílico (aspirin), el ibuprofeno (Advil, Motrin) y algunos otros fármacos pueden dañar el revestimiento del estómago o incluso ocasionar úlceras. Hable con el médico antes de tomar estos fármacos.

Control

Para ayudarlo a recuperarse de la cirugía y manejar todos los cambios en su estilo de vida, usted consultará a su cirujano y a muchos otros profesionales de la salud.

Cuando salga del hospital, probablemente tendrá una cita de control programada con su cirujano al cabo de unas pocas semanas. Usted visitará a su cirujano varias veces más en el primer año después de su cirugía.

Usted también puede tener citas con:

  • Un nutricionista o un dietista que le enseñarán cómo comer correctamente con el estómago más pequeño. También aprenderá acerca de qué alimentos y bebidas debe consumir después de la cirugía.
  • Un psicólogo, que puede ayudarlo a cumplir con las pautas de ejercicio y alimentación y hacerle frente a los sentimientos o preocupaciones que pueda tener después de la cirugía.
  • Usted necesitará hacerse exámenes de sangre por el resto de su vida para constatar que su cuerpo esté obteniendo una cantidad suficiente de las vitaminas y los minerales importantes después de la cirugía.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico o al personal de enfermería si:

  • Su temperatura está por encima de 101° F (38° C).
  • Observa cualquiera de estos cambios alrededor de la incisión:
    • más enrojecimiento;
    • más dolor;
    • hinchazón;
    • sangrado;
    • la herida está más grande o más profunda;
    • la herida luce reseca u oscura.
  • La supuración proveniente de la incisión o de su alrededor:
    • no disminuye después de 3 a 5 días;
    • está aumentando;
    • se torna espesa, de color marrón o amarillo, o huele mal (pus).
  • Su temperatura está por encima de 100 º F (37.7 º C) durante más de 4 horas.
  • La incisión está sangrando, está roja o caliente al tacto, o tiene una secreción espesa o lechosa de color amarillo o verde.
  • Tiene dolor que no se alivia con un analgésico.
  • Tiene problemas para respirar.
  • Tiene una tos que no desaparece.
  • No puede beber ni comer.
  • La piel o la esclerótica de los ojos se torna de color amarillo.
  • Las heces son sueltas o tiene diarrea.
  • Está vomitando después de comer.

Referencias

Leslie D, Kellogg TA, Ikramuddin S. Bariatric surgery primer for the internist: keys to the surgical consultation. Med Clin North Am. 2007;91:353-381.

Mechanick JI, Kushner RF, Sugerman HJ, Gonzalez-Campoy JM, et al. American Association of Clinical Endocrinologists; Obesity Society; American Society for Metabolic & Bariatric Surgery. American Association of Clinical Endocrinologists, The Obesity Society, and American Society for Metabolic & Bariatric Surgery medical guidelines for clinical practice for the perioperative nutritional, metabolic, and nonsurgical support of the bariatric surgery patient. Obesity (Silver Spring). 2009 Apr;17 Suppl 1:S1-70.


Actualizado: 12/2/2010
Versión en inglés revisada por: Ann Rogers, MD, Associate Professor of Surgery; Director, Penn State Surgical Weight Loss Program, Penn State Milton S. Hershey Medical Center. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.