Carolinas HealthCare System
Search Health Information   

Cuidados personales con los ejercicios de Kegel

Nombres alternativos

Ejercicios de fortalecimiento del piso pélvico; Ejercicios para el piso pélvico

Definición

Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos debajo del útero, la vejiga y el intestino (grueso). Pueden ayudar a hombres y mujeres que tengan problemas con escape de orina o control intestinal.

Usted puede tener estos problemas a medida que envejece o si aumenta de peso, después de un embarazo y parto o después de una cirugía de la próstata (hombres) o ginecológica (mujeres). Las personas que tienen trastornos cerebrales y nerviosos también pueden tener problemas con escape de orina o control intestinal.

Los ejercicios de Kegel se pueden hacer en cualquier momento cuando usted esté sentado o acostado. Puede hacerlos cuando esté comiendo, sentado en su escritorio, manejando y cuando esté descansando o mirando televisión.

Cómo encontrar los músculos correctos

Un ejercicio de Kegel es como fingir que usted tiene que orinar y luego contenerse. Usted relaja y aprieta los músculos que controlan el flujo de orina. Es importante encontrar los músculos correctos que va a apretar.

La próxima vez que tenga que orinar, arranque y luego pare. Sienta los músculos de la vagina, vejiga o ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Éstos son los músculos del piso pélvico. Si los siente firmes, ha hecho el ejercicio correctamente.

Si todavía no está seguro de estar apretando los músculos correctos:

  • Mujeres: Inserte un dedo dentro de la vagina. Apriete los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.
  • Hombres: Inserte un dedo dentro del recto. Apriete los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.

Cómo hacer los ejercicios de Kegel

Una vez que usted sepa cómo es el movimiento, haga los ejercicios de Kegel tres veces por día:

  • Cerciórese de que la vejiga esté vacía, luego siéntese o acuéstese.
  • Apriete los músculos del piso pélvico. Manténgalos apretados y cuente hasta 10.
  • Relaje los músculos y cuente hasta 10.
  • Repita 10 veces, tres veces al día (mañana, tarde y noche).

Si no puede aguantar con los músculos apretados a la cuenta de 10, empiece contando hasta 4 ó 5 y luego suba hasta 10.

Respire profundamente y relaje el cuerpo cuando esté haciendo estos ejercicios. Verifique que no esté apretando el estómago, los muslos, las nalgas ni los músculos del pecho.

Después de 4 a 6 semanas, debe sentirse mejor y tener menos síntomas. Siga realizando los ejercicios, pero no aumente la cantidad que haga, ya que el exceso puede llevar a distenderse al orinar o defecar.

Algunas notas de precaución:

  • Una vez que usted aprenda cómo hacerlos, no practique estos ejercicios en el momento en que esté orinando más de dos veces al mes, ya que esto puede debilitar los músculos del piso pélvico con el tiempo.
  • En las mujeres, hacer los ejercicios de Kegel incorrectamente o con demasiada fuerza puede llevar a que los músculos vaginales se tensionen demasiado y esto puede causar dolor durante las relaciones sexuales.
  • La incontinencia retornará si usted deja de hacer estos ejercicios. Una vez que usted empiece a realizarlos, posiblemente necesite hacerlos por el resto de su vida.
  • Pueden pasar varios meses para que su incontinencia disminuya una vez que usted empiece a hacer estos ejercicios.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico o a la enfermera si no está seguro de estar haciendo los ejercicios de Kegel de la manera correcta. La enfermera le puede mostrar cómo hacerlos y verificar si usted los está haciendo correctamente.

Referencias

Holroyd-Leduc JM, Tannenbaum C, Thorpe KE, Straus SE. What type of urinary incontinence does this woman have? JAMA. 2008;299:1446-1456.

Landefeld CS, Bowers BJ, Feld AD, Hartmann KE, Hoffman E, Ingber MJ, et al. National Institutes of Health state-of-the-science conference statement: prevention of fecal and urinary incontinence in adults. Ann Intern Med. 2008 Mar 18;148(6):449-58. Epub 2008 Feb 11.

Rogers RG. Clinical practice. Urinary stress incontinence in women. N Engl J Med. 2008;358:1029-1036.


Actualizado: 10/11/2010
Versión en inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical Staff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital; and Louis S. Liou, MD, PhD, Chief of Urology, Cambridge Health Alliance, Visiting Assistant Professor of Urology, Department of Surgery, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 
About Carolinas HealthCare System
Who We Are
Leadership
Community Benefit
Corporate Financial Information
Diversity & Inclusion
Annual Report
Foundation
Patient Links
Pay Your Bill
Hospital Pre-Registration
Patient Rights
Privacy Policy
Financial Assistance
Quality & Value Reports
Insurance
Careers
Join Carolinas HealthCare System
Physician Careers

For Employees
Carolinas Connect
Connect with Us
Watch Carolinas HealthCare on YoutubeFollow Carolinas HealthCare on TwitterLike Carolinas HealthCare on FacebookContact Carolinas HealthCareJoin Carolinas HealthCare on LinkedInGo to our mobile website.